"Cardenal progresista, de la confianza de Francisco"

O’Malley, miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe

"¿Se está preparando para la sucesión de Müller?"

O'Malley, miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe
Cardenal O'Malley

Con el nombramiento, de acuerdo con el propio Vaticano, habrá un vínculo directo entre la Congregación más antigua y la más poderosa de la Curia y la Comisión encargada de los casos de pedofilia y abuso sexual, hasta ahora muy activa pero sin poder real

(Mauro Lopes).- El sitio de la revista America, de los jesuitas estadounidenses, anunció en la tarde del sábado 14 el nombramiento del arzobispo de Boston, el cardenal franciscano Sean P. O’Malley, como miembro de pleno derecho de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

O’ Malley es un cardenal progresista, de la confianza de Francisco. El Vaticano confirmó la noticia en torno de mediodia en Roma, pero todavía no había comunicado oficialmente la noticia por los canales de comunicación de la Santa Sede.

El nombramiento es estruendoso. La Congregación para la Doctrina de la Fe, sucesora del Santo Oficio, siempre ha estado dominada por los conservadores y promovió en las últimas décadas persecución de los teólogos, teólogas, sacerdotes y laicos progresistas.

El Prefecto de la Congregación, el conservador cardenal alemán Gerhard Müller, buscó acercamientos con el Papa en los últimos meses y se distanció del grupo radical de los cuatro cardinales de la «dubia» que lideran una mini rebelión contra Francisco. Con la llegada de O’Malley a la Congregación, el equilibrio de fuerzas sufre un cambio historico – ¿se está preparando para la sucesión de Müller?

Hay otro aspecto importante en la decisión, que se destacó en el informe de America: el cardenal O’Malley es también el presidente de la Pontificia Comisión para la Protección de Menores que Francisco há instituido en 2014. Con el nombramiento, de acuerdo con el propio Vaticano, habrá un vínculo directo entre la Congregación más antigua y la más poderosa de la Curia y la Comisión encargada de los casos de pedofilia y abuso sexual, hasta ahora muy activa pero sin poder real.

La decisión de Francisco indica claramente que el no dará marcha atrás en las reformas y siquiera se dejó intimidar por la estridencia conservadora, que moviliza a los medios y recursos en todo el mundo para combatir contra el Papa. Las reformas van a seguir adelante.

Se espera para las próximas horas una furiosa reacción de los «contras», que se habían quedado perplejos por lo que consideran «una traición» de Müller, que en una entrevista con una televisión italiana hace una semana reprendió a las iniciativas de los cardenales rebeldes.

Hace dos días, los conservadores estaban indignados de nuevo por la decisión de los obispos de Malta para apoyar Amoris Laetitia y permitir la comunión a los divorciados de segunda unión. La diminuta Malta tiene muy poca relevancia en el contexto del catolicismo mundial, pero ganó prominencia con la rebelión de la Orden de Malta contra el Papa, alentada por su patrono, el líder de la marcha ultraconservadora, el cardenal Raymond Burke.

Para leer otros artículos del autor, pinche aquí.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído