Homenajea a los testigos de la fe en el mundo

Ayuda a la Iglesia Necesitada presenta «La belleza del martirio»

Una exposición de la realidad de los cristianos perseguidos

Ayuda a la Iglesia Necesitada presenta "La belleza del martirio"
Presentación de "La belleza del martirio" en EncuentroMadrid AIN

"Perdonar a los enemigos o poner la otra mejilla son cosas que no nos cuadran"

(Ayuda a la Iglesia Necesitada).- Este viernes 21 de abril se ha inaugurado en EncuentroMadrid la exposición organizada y patrocinada por la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada que muestra la realidad del martirio de miles de cristianos en las playas de Oriente Medio, en las aulas universitarias de Kenia, en un parque de Pakistán y en las cárceles de China y Francia.

Para abrir la exposición han asistido al Pabellón de Cristal el Secretario de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, junto con el director de Ayuda a la Iglesia Necesitada en España, Javier Menéndez Ros, y Antonio Sainz de Vicuña y Barroso, presidente de la misma, quien ha agradecido especialmente la presencia de la Conferencia Episcopal en el acto.

El presidente de EncuentroMadrid, Rafael Gerez, ha querido dar una calurosa bienvenida a los tres ponentes y a todos los voluntarios de la exposición. Asimismo, ha recordado la paradoja de poder sentirnos heridos por la belleza, y ha invitado a todos a visitar la exposición para descubrir cómo se diluye esa aparente contradicción.

A través de este recorrido se quiere mostrar, como explicaba Menéndez Ros, el dolor y la esperanza a la vez, los rostros esperanzados que hablan del sentido de ese dolor. Apuntaba también que «cuando pensamos en martirio, las imágenes son tremendas» y que, por tanto, «parece extraño querer encontrar belleza en torturas, que son más bien el reflejo profundo de lo peor del hombre».

En cambio, cuando vemos el perdón en sus rostros, cómo soportan el dolor por una meta más alta, y «cómo dejan todo por un cielo que no se ve: entonces, solo entonces, vemos la belleza en el dolor». ¿Esto no podría ser fanatismo o una cuestión de coraje o valentía de algunos?, se preguntaban los ponentes.

Gil Tamayo aseguraba que el martirio «solo cabe en la lógica del Evangelio, que a nosotros nos deja perplejos, porque perdonar a los enemigos o poner la otra mejilla son cosas que no nos cuadran». El martirio no es un acto heroico de las propias fuerzas, sino -como describía Menéndez Ros- es «una gracia concedida a personas heridas por la belleza de Cristo, por la hermosura infinita de su rostro».

Para saber más acerca de la exposición, pincha aquí:


Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído