Sobre la World Pride: "Acabarán pensando que esto de ser gay es normal"

Custodio Ballester: «La homosexualidad es un pecado gravísimo, porque va contra la naturaleza del ser humano»

"Un día vendrán los Mossos y esposarán a todos los curas que digamos la verdad"

Custodio Ballester: "La homosexualidad es un pecado gravísimo, porque va contra la naturaleza del ser humano"
Custodio Ballester y los legionarios

Distintos grupos municipales han reclamado al Arzobispado de Barcelona la destitución del sacerdote

(José M. Vidal/Agencias).- El sacerdote barcelonés, Custodio Ballester, pasa por ser tan rigorista que hasta el obispado de Getafe le denegó el permiso para realizar un encuentro con familias en el Cerro de los Ángeles. El párroco de l’Hospitalet ha dado una muestra más de su rigorismo, proclamando en una de sus homilías que «la homosexualidad es un pecado gravísimo» y que fiestas como la World Pride en Madrid provocan que la gente piense «que esto de ser gay es normal».

Coincidiendo con la celebración en Madrid del World Pride 2017, la gran fiesta mundial del Orgullo LGTB, el rector de la parroquia de la Inmaculada Concepción de l’Hospitalet de Llobregat, Custodio Ballester, aseguró en la misa de este pasado domingo que la homosexualidad es «un pecado gravísimo» porque va contra la naturaleza del ser humano.

El religioso, conocido por acoger en su parroquia un acto de homenaje a la División Azul y por organizar el desfile de los legionarios por Semana Santa, entre otras polémicas, advirtió a sus feligreses de que con «los homosexuales mostrando sus vergüenzas en Madrid» todavía «acabarán pensando que esto de ser gay es normal y está bien, cuando resulta que no».

Distintos grupos municipales han reclamado al Arzobispado de Barcelona la destitución del sacerdote

Ante estas afirmaciones, tanto el Observatorio contra la Homofobia, que es quien ha denunciado el discurso homófobo de Ballester, como la alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín, a través de su cuenta de Twitter, han criticado que discursos «intolerables» de este tipo «fomentan comportamientos de odio».

Durante la misa, Ballester, que está enfrentado con buena parte de los vecinos del barrio de Sanfeliu, que reclaman su relevo, añadió que ser homosexual es pecado a pesar de que «los que gobiernan han puesto unas leyes según las cuales los que dicen lo contrario incluso pueden ir a prisión por un delito de odio a los homosexuales».

«Un día vendrán los Mossos y esposarán a todos los curas que digamos la verdad y nos cerrarán en prisión», alertó.

El Observatorio contra la Homofobia ve en las palabras del cura un discurso de odio porque «criminaliza y estigmatiza la homosexualidad al considerarla pecado» y ha pedido a los diferentes grupos municipales y al equipo de gobierno de L’Hospitalet que rechace y condene esta «exaltación pública de la homofobia».

Como ha hecho la alcaldesa Núria Marín, otros grupos del consistorio como por ejemplo ERC ha condenado las afirmaciones del rector y han reclamado una vez más al Arzobispado de Barcelona su destitución.

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído