Monseñor Nicolás Castellanos osa

Martín Lutero, agustino

"Se está haciendo justicia con este profeta 'crítico'"

Martín Lutero, agustino
Nicolás Castellanos en RD

Son confortantes las declaraciones del obispo de Roma, Francisco: Lutero acercó la Biblia a la gente, no quería dividir a la Iglesia, sino buscar una reforma en hábitos y costumbres

(Monseñor Nicolás Castellanos osa).- Quiero hacer memoria agradecida del agustino Martín Lutero en este octubre que se conmemoran los 500 años de la Reforma Protestante. El 31 de octubre de 1517, fecha en que se dice que colocó sus 95 tesis en la Iglesia Wittenberg.

¿Quién era el agustino Martín Lutero? Nació en Eisleben (Alemania), en 1483. En Erfurt, donde estudiaba había 20 conventos. Eligió la orden de San Agustín: Ayunaban, rezaban y estudiaban con ahínco la teología. Lutero dice de sí mismo, que «era yo un monje piadoso y observaba estrictamente las reglas de mi orden agustiniana».

Su superior Fr. Johann Stampitz, siempre fue muy bondadoso y buen consejero y le proporcionó una Biblia, rara posesión personal en aquel tiempo. Los superiores agustinos, le enviaron a Roma, pensando que encontraría luz en sus dudas: La justificación por la sola fe de San Pablo era una idea fija en él; en Roma, le noqueó la corrupción, una vida dispendiosa, llena de lujo, en la misma corte del Papa; no aceptaba no tener acceso directo a la Biblia, el no poder leerla en lengua propia, vernácula.

Eso mismo reclamaban en España los agustinos Fr. Luis de León, Santo Tomás de Villanueva, San Alonso de Orozco, Malon de Chaide. No podía entender tampoco el comercio de las reliquias e indulgencias. Lutero reclamaba cosas evidentes hoy, como la libertad de religión, la libertad de conciencia y la libertad de expresión. La Iglesia ha tenido que revisar y corregir su visión de algunos personajes, como Giordano Bruno, Galileo, Rosmini, hoy beatificado.

Se está haciendo justicia con este profeta «crítico». Son confortantes las declaraciones del obispo de Roma, Francisco: acercó la Biblia a la gente, no quería dividir a la Iglesia, sino buscar una reforma en hábitos y costumbres.

La perspectiva de 500 años nos indica que muchas cosas han cambiado, se han dado avances espectaculares, también retrocesos y urgencias que nos piden salir de nuestras seguridades, miedos y comodidades.

Algunos pensamos que Lutero se adelantó al Concilio Vaticano II. De alguna manera, intentó lo que intenta hoy Francisco en muchos aspectos de la vida de la Iglesia. Eso fue lo que intentó el agustino Lutero en el siglo XVI.

Martín Lutero, teólogo eximio, escritor excelente, nos dejó la mejor traducción de la Biblia al alemán. Y tiene gran incidencia y ayuda a la humanidad a repensar los grandes temas del hombre, desde la Biblia y los postulados de la modernidad.

Martín Lutero murió el 18 de febrero de 1546 en Eisleben, donde nació.

Para leer más artículos de monseñor Castellanos en RD, pincha aquí:


Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído