El Papa recibirá el jueves a representantes de Scholas Madrid y Tarragona

José María Del Corral: «En Cataluña, los jóvenes están menos ideologizados que los dirigentes»

El acoso escolar, los suicidios adolescentes y la desigualdad, ejes del encuentro

José María Del Corral: "En Cataluña, los jóvenes están menos ideologizados que los dirigentes"
José María del Corral UCV

Al Papa estos encuentros le dan vitalidad, y fuerza. Hay que cambiar el mundo, y hay que empezar por la educación, generando un cambio, haciéndoles protagonistas

(Jesús Bastante).- «Hay dos películas: la de los jóvenes y la de los adultos, son mundos distintos«. José María del Corral regresa a Roma después de toda una semana en Tarragona, donde ha participado, junto a más de 200 escolares, en el proyecto «Scholas Ciudadanía». Con el conflicto catalán de fondo, el responsable de Scholas Ocurrentes, la ‘marca educativa’ del Papa Francisco, sostiene que «los jóvenes están menos ideologizados que los dirigentes».

Dos jóvenes de Tarragona, y otros dos de Madrid, presentarán al Papa este jueves, en Roma, las conclusiones del evento, en el que el ‘bullying’ y la desigualdad, que genera violencia, fueron los protagonistas. El conflicto catalán, asegura Del Corral, no afectó a un grupo de jóvenes que «nos dan lecciones». «Hubo un momento en que las autoridades estaban hablando en catalán, y allí había chicos de Madrid, pero también de Colombia, México o Argentina, y un joven de Tarragona les pidió que hablaran en castellano, para que todos nos entendiésemos. Y así fue».

En cuanto al encuentro, Del Corral lo calificó de «absolutamente rico en todos los sentidos. Se nota que los chicos tienen necesidad de un espacio así, para expresar lo que les pasa». Tanto es así, que reclamaron al consejero de Educación de la Generalitat (presente, junto al arzobispo Pujol, en las jornadas), que «estos encuentros se multipliquen y continúen».

 

 

«Todos los profesores, y los chicos, coincidieron en que en una semana aprendieron más que en un año. Están necesitando otro tipo de educación, exigente, que tenga que ver con la realidad, los suyos y sus problemas», afirmó el responsables de Scholas. «Sus problemas reales, que coinciden en Tarragona como en Madrid, y que no son los que otro dicen que tienen. Hay, claramente, dos agendas: las que fabricamos nosotros, los dirigentes, y los suyos«.

El acoso escolar, explicó el responsable de Scholas, es el principal. En el encuentro de Tarragona, además, hubo varios testimonios. «Hubo un chico, agredido de pequeño con violencia familiar, que acabó convirtiéndose en agresor, y después supo salir de esto», relata. «Lo que hay que hacer es generar estos espacios, que tienen propuestas concretas«.

Este jueves, cuando el Papa visite la sede de Scholas en Roma, «los chicos de Madrid y Cataluña presentarán a Francisco sus problemas, y sus ideas para cambiar el mundo». Porque esta es, en su opinión, la clave de la Scholas que fundó el entonces cardenal Bergoglio: «Si queremos cambiar el mundo, tenemos que empezar por los jóvenes».

«Lo relevante es la educación, dar el protagonismo a los jóvenes, que quieren, que exigen una educación con valores, con compromisos», asegura Del Corral. «Estos problemas lo arreglan los jóvenes, o no lo arregla nadie, lo que pasa es que no los estamos escuchando. Por eso es tan necesario que generemos un espacio para que sean ellos los que puedan arreglar estos conflictos».

Unos jóvenes que, a diferencia de los adultos, «están mucho menos ideologizados. Buscan sentido común, una antropología, un valor. Están hartos de lo otro. No le creen a los otros». Y que denuncia no sólo el acoso, sino «la pasividad del tercero», porque «no habría bullying si no hubiera un público silencioso», aseguró Del Corral, quien relató la experiencia de Violeta, una chica que sufró una agresión, que fue grabada y transmitida por las redes sociales. «Todos los días tengo que recibir de nueva la agresión, incluso de gente que no me conoce, nos decía. Es una pesadilla».

El suicidio, otro de los grandes olvidados de la sociedad, también estuvo presente en el encuentro, con testimonios de una pequeña ciudad, cerca de Salta (Argentina), con apenas 5.000 habitantes, «donde se mataron 30 adolescentes el año pasado». «Y en España, nos dijeron, se está queriendo tapar el suicidio de adolescentes», en lugar de «mostrarlo para que se solucione. Lo contagioso es no hablarlo».

¿Cómo recibirá Francisco a estos chicos? Del Corral lo tiene claro: «Al Papa estos encuentros le dan vitalidad, y fuerza. Hay que cambiar el mundo, y hay que empezar por la educación, generando un cambio, haciéndoles protagonistas. Somos nosotros los que estamos llevando por caminos errados, y generamos violencia en su entorno. Son ellos los que, día a día, nos dan lecciones».

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído