Jairo del Agua

Oración «litúrgica» a la Virgen de Adviento

"Señora nuestra: ten piedad de ese chiquitín indefenso"

Oración "litúrgica" a la Virgen de Adviento
Jairo del Agua

"Óyenos Madre, óyenos", te lo pedimos con fervor. "Te rogamos, te rogamos, te rogamos" insistentemente, para que nos oigas

(Jairo del Agua).- Señora nuestra, ahora que llevas a tu Hijo en tus entrañas, no podemos evitar decirte: «ten piedad, ten piedad, ten piedad» de ese chiquitín indefenso. Si no tienes piedad de él, se perjudicará su misión.

Cuídale mucho. Toma agua suficiente, aliméntate bien y no hagas ejercicios bruscos.

«Acuérdate» de que es tu hijo y que está llamado a ser nuestro salvador. «No te olvides» de lo importante que es tu embarazo y la buena salud de tu Hijo para nosotros.

«Escúchanos» Madre, presta oído a nuestras súplicas, no te descuides y estate muy atenta a tu estado. Sabes de los peligros que en esas circunstancias puedes correr.

Nos sentimos muy preocupados por todo lo que te está ocurriendo. Por eso te pedimos, «escúchanos y ten piedad» de ese precioso Hijo que esperas.

«Recuerda» que tu esposo José puede ayudarte en todo, pues es hombre de buena voluntad. «Recuerda» también a tus padres Joaquín y Ana. Ellos podrán ayudarte mucho y darte buenos consejos para tu embarazo. «Recuerda» la buena educación que recibiste y pon por obra todo lo bueno que heredaste.

«Óyenos Madre, óyenos», te lo pedimos con fervor. «Te rogamos, te rogamos, te rogamos» insistentemente, para que nos oigas y nos obtengas lo que te pedimos para el bien de tu Hijo.

Para leer el artículo completo, pincha aquí:


 


CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído