Luis Miguel Modino

Puerto Maldonado, «oportunidad única»

"El Papa viene no para ser el dueño de la verdad, sino para juntos construir caminos de esperanza"

Puerto Maldonado, "oportunidad única"
Luis Miguel Modino

El encuentro con el Papa va a ayudarnos a re-dimensionar nuestra visión y nuestro compromiso con la Casa Común, cada vez más destruida, depredada, contaminada

(Luis Miguel Modino, corresponsal en Brasil).- La Amazonia es un inmenso territorio que sobrepasa los límites entre los diferentes países, muchas veces diseñados sin tener en cuenta a quienes allí siempre vivieron. Es común que indígenas que comparten lenguas, culturas y costumbres, hoy estén separados por líneas imaginarias que, en muchos casos, poco representan para ellos.

Desde esa perspectiva, las problemáticas de la Amazonia deben ser enfrentadas como un todo, pues la mayoría de las veces son comunes en los diferentes países y las soluciones a ser encontradas serán más eficaces en la medida en que sean buscadas en conjunto, independientemente del país en el que cada uno vive. Desde ahí podemos decir que la visita del Papa Francisco a Puerto Maldonado, más que una visita a un local situado en Perú, es la llegada del Obispo de Roma a la Amazonia.

Desde ese sentimiento común amazónico, se espera la llegada de representantes de pueblos indígenas de diferentes países, entre ellos se van a hacer presentes cien indígenas brasileños de los estados de Rondonia y Acre, los más próximos a la ciudad donde tendrá lugar el encuentro. Como señala Rose Padilha, Coordinadora del CIMI, Consejo Indigenista Misionero, por sus siglas en portugués, en la Amazonia Occidental, estarán representados los pueblos Shanenawa, Huni kui, Ashaninka, Madha,Yaminaua, Apurinã y Auanaua.

Junto con los pueblos indígenas estarán presentes algunos obispos de la Amazonia brasileña, como Monseñor Edson Damian, obispo de São Gabriel da Cachoeira, la diócesis con un porcentaje más elevado de población indígena de Brasil, superando el 90%, Monseñor Joaquín Pertíñez, agustino recoleto de origen español, desde hace muchos años misionero en la Amazonia y obispo de Rio Branco, capital del estado de Acre, y Monseñor Roque Paloschi, Arzobispo de Porto Velho, capital del estado de Rondonia y Presidente del CIMI.

Como reconoce Monseñor Paloschi, «la presencia del Papa Francisco en esta región amazónica, concretamente en Puerto Maldonado, en Perú, es una oportunidad única para toda nuestra región amazónica». En su opinión, la llegada del Papa, es una gran ocasión para que Francisco pueda oír a «los pueblos indígenas, teniendo en cuenta sus dolores, sufrimientos, sueños y la búsqueda del Bien Vivir».

En la misma dirección, Monseñor Joaquín Pertíñez no duda en afirmar que «para nosotros es motivo de alegría, de orgullo, de satisfacción, el ver la preocupación del Papa por nuestra región, por nuestra realidad, por nuestros pueblos». Al mismo tiempo, resalta que «a pesar del poco tiempo es una señal muy importante». En su opinión, el encuentro puede provocar cambios, por lo que «esperemos que a partir de aquí nuevas iniciativas, nuevas ideas, nuevos proyectos, vengan a ayudarnos ante los grandes desafíos que tenemos en nuestra región amazónica», sostiene el obispo de Rio Branco.

Desde su punto de vista, el Presidente del CIMI, opina que «el Papa viene no para ser el dueño de la verdad, sino para juntos construir caminos de esperanza y solidaridad», una actitud siempre presente en los viajes del Obispo de Roma, acostumbrado a escuchar los clamores de los más pobres, de aquellos a quienes el mundo desprecia, para así poder ser una voz que resuena e interpela las conciencias de la humanidad, especialmente de los que detentan el poder político y económico.

«La expectativa es sobre todo de un encuentro de fraternidad, de esperanza y también de deseo de poder construir caminos de fidelidad con Jesús, con los sueños y esperanzas de los pueblos originarios de esta región» afirma Monseñor Paloschi, un sentimiento que es compartido por quienes llevan, o para mejor decir llevamos a cabo, la misión en la región amazónica.

Junto con esto, «el encuentro va a ayudarnos a re-dimensionar nuestra visión y nuestro compromiso con la Casa Común, cada vez más destruida, depredada, contaminada. La naturaleza gime y sufre con dolores de parto ante nuestra indiferencia, ganancia, egoísmo y sobretodo consumismo exacerbado», reconoce el Arzobispo de Porto Velho, llevándonos así a reflexionar sobre nuestras actitudes, muchas veces sólo preocupadas en satisfacer intereses particulares.

Para leer todos los artículos del autor, pincha aquí:


Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído