Rechaza el recurso del Obispado

El juez mantiene a la diócesis de Tui-Vigo como procesada en el caso de los ‘miguelianos’

El auto la considera responsable civil subsidiario de los delitos de Orden y Mandato

El juez mantiene a la diócesis de Tui-Vigo como procesada en el caso de los 'miguelianos'
Miguelianos con el obispo emérito de Tui-Vigo, monseñor Diéguez

Miguel Rosendo está en prisión provisional desde diciembre de 2014, por medio centenar de delitos continuados contra la integridad moral, agresión sexual, abusos sexuales, asociación ilícita, delito fiscal y blanqueo de capitales

La Audiencia de Pontevedra ha rechazado el recurso presentado por el obispado de Tui-Vigo contra el auto de procesamiento que le considera responsable civil subsidiario de los abusos sexuales, físicos y psicológicos denunciados por adeptos de la Orden y Mandato San Miguel Arcángel, conocida popularmente como los Miguelianos.

El obispado entendía que su presencia en la causa como responsable civil subsidiario se produjo «sin ningún tipo de razonamiento» y recordaba que los hechos investigados, en todo caso, se habían cometido en el ámbito privado y en la esfera personal de los procesados, «al margen de cualquier participación de la diócesis».

El auto judicial concluye que las razones por las que se declaró la posible responsabilidad civil del obispado «no son tan parcas» y destaca la existencia de «variadas circunstancias fácticas» que apuntan al control de la diócesis sobre la presunta secta.

El magistrado de la sección segunda de la Audiencia de Pontevedra recuerda que la entidad investigada estaba reconocida por el obispado, que gracias a su impulso se convirtió en una asociación pública, que contaba con un asistente nombrado por la diócesis o que participaba en sus distintas actividades.

El líder de esta presunta secta, Feliciano Miguel Rosendo da Silva, está en prisión provisional desde diciembre de 2014, por medio centenar de delitos continuados contra la integridad moral, agresión sexual, abusos sexuales, asociación ilícita, delito fiscal y blanqueo de capitales.

Tras su ingreso en prisión, el obispado de Tui-Vigo decretó la supresión de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel por el «grave escándalo causado por sus miembros».

La instrucción, realizada por el juzgado de instrucción número 1 de Tui, concluyó con la imputación de 17 personas, entre ellas, la mujer y los hijos del líder de esta organización y varias falsas monjas que la fundaron con él.

El magistrado también ha rechazado los recursos presentados por seis miembros de la junta directiva de esta organización, que aseguraban que sus respectivos autos de procesamiento no estaban suficientemente motivados.

(RD/Agencias)

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído