"Gracias, Antonio. El cielo es más cielo hoy"

La viñeta que Forges me dibujó

"No hay Dios sin Amor, tampoco Dios es Dios sin 'humor'"

La viñeta que Forges me dibujó
El primer dibujo de Forges Forges

En la tierra -sociedad, vida, política, religión...- , sin el asperges de tus dibujos diarios y penitenciales, te echaremos mucho de menos y seremos más tristes y hasta más pecadores

(Antonio Aradillas).- Cuanto se relaciona con Dios, de por sí, y en todas las culturas y religiones, es y se escribe con «h» de «HUMOR», es decir, de «AMOR». Así como no hay Dios sin Amor, tampoco Dios es Dios sin «humor».

Es definición claramente teológica, por la sencilla, evangélica y evangelizadora razón de que Dios es el «Otro», y su convivencia e identificación exigirán la existencia y la práctica de este estado convivencial de ánimo, suscitado y mantenido en virtud de la Común-Unión.

Decidí regalar a la Casa de Cultura de mi pueblo mi colección de dibujos originales de los humoristas con quienes había compartido mi vida profesional del periodismo y «Forges» fue uno de los primeros en acudir a la cita de amistad y cultura. Cálido el recuerdo de su fallecimiento hago aquí y ahora público mi agradecimiento con la publicación de su colaboración tan cordial y tan presta.

Gracias, Antonio. El cielo es y será más cielo desde que tu nombre se avecindó en las letanías de sus santos. El cielo está falto de humor. Los santos, canonizados en vísperas y en trámites de sus respectivos procesos, jamás alcanzarán puestos de mediación y ejemplaridad, si fueron, o son, tristes. Santa Teresa de Ávila dogmatizó con rotundidad de retruécano castellano que «un santo triste es un triste santo».

En la tierra -sociedad, vida, política, religión…- , sin el asperges de tus dibujos diarios y penitenciales, te echaremos mucho de menos y seremos más tristes y hasta más pecadores.

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído