Rufo González Pérez

Los dirigentes de la diócesis de Cádiz-Ceuta huelen a neo-gnosticismo

Cómo es posible tener miedo a quien "nos quiere con toda el alma"

Los dirigentes de la diócesis de Cádiz-Ceuta huelen a neo-gnosticismo
Rufo González

J. M. Vidal: Publicamos... las cartas... de laicos, con sus firmas correspondientes. Los sacerdotes nos han pedido que publiquemos extractos de sus misivas al Papa y, por supuesto, que ocultemos las firmas y cualquier otro detalle...

(Rufo González Pérez).- Necesidad de discernimiento. El Papa nos pide, este marzo, rezar para que toda la Iglesia vea la urgencia de saber discernir, en el plano personal y comunitario: «discernir de entre todas las voces cuál es la voz del Señor, cuál es la voz de Él, que nos conduce a la Resurrección y a la Vida, y la voz que nos libra de caer en la `cultura de la muerte´». Necesario para todos, pero de forma especial para obispos y presbíteros, principales hacedores de comunión en sus comunidades.

En los primeros días de marzo la prensa digital ha publicado informaciones contradictorias. Por una parte, las declaraciones del obispo de Cádiz-Ceuta a la cadena Cope de Cádiz (RD: J. M. Vidal, 04.03.2018), en respuesta a las cartas de curas y laicos al Papa y a otros dirigentes eclesiales.

Por otra parte, un artículo titulado «Dificultades con la diócesis de Cádiz» de Aurora María Ruiz Bejarano, DNI 48969240D, Ramón Hernández Martín, DNI 13859107C, y J. Joaquín Jiménez Carmona DNI 28780435Y (Redes Cristianas, marzo. 07. 2018). Deben ser laicos a tenor de lo que cuenta J. M. Vidal: «Publicamos… las cartas… de laicos, con sus firmas correspondientes. Los sacerdotes nos han pedido que publiquemos extractos de sus misivas al Papa y, por supuesto, que ocultemos las firmas y cualquier otro detalle que pueda permitir su identificación».

Cómo es posible tener miedo a quien «nos quiere con toda el alma»
El obispo declara que:

– «Se trata de `fake news´, estas noticias embusteras que son muy mentirosas y muy típicas en este enjambre de redes sociales, donde es muy fácil lanzar una piedra y esconder la mano».
– Está «muy contento», y trata con cariño a los sacerdotes, «porque los quiero con toda el alma».
– Los curas son muy buenos y muy trabajadores y están en comunión con sus obispos. Y los obispos todos, incluyéndome a mí, nos entregamos a la gente y nos desvivimos por ella».
– «acusa a laicos y curas de lanzar `calumnias y difamaciones´ contra él sobre su forma de vivir o de ejercer el ministerio episcopal»
– «En la Iglesia, todo va bien cuando estamos unidos a Dios, cuando estamos unidos a Cristo».

Para leer el artículo completo, pinche aquí.

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído