La diócesis aprueba sus líneas de acción para el próximo curso

El arzobispo de Zaragoza quiere «cristianos más activos en la sociedad»

Vicente Jiménez quiere forjar "comunidades más fuertes y vitales"

El arzobispo de Zaragoza quiere "cristianos más activos en la sociedad"
El arzobispo de Zaragoza, monseñor Jiménez, con el Papa

Los laicos "son simplemente la inmensa mayoría del Pueblo de Dios", mientras que los sacerdotes son una "minoría", al servicio de los primeros

La Archidiócesis de Zaragoza acaba de aprobar las líneas de acción para el próximo curso 2018-2019, que tienen como objetivo lograr «comunidades más fuertes y vitales para que los cristianos sean más activos en la sociedad».

Así lo ha indicado esta institución en una nota de prensa, que este año celebra su VII centenario de creación y que quiere vertebrar su actividad en la sociedad de un modo más significativo. En este sentido, el arzobispo de Zaragoza, monseñor Vicente Jiménez, aboga por tomar conciencia de la fuerza de un laicado bien organizado, bien formado y bien consciente de su misión, que asuma responsabilidades.

A este respecto, el arzobispo recuerda las palabras del papa Francisco en las que señala que los laicos «son simplemente la inmensa mayoría del Pueblo de Dios», mientras que los sacerdotes son una «minoría», al servicio de los primeros.

Para la archidiócesis, «esto es más que necesario en un ambiente en que se respira cierto hostigamiento hacia los católicos por parte de grupos laicistas para marginarlos y relegarlos de la esfera pública y de la actividad social» en ámbitos como la educación, la cultura, la sanidad y la política.

La programación de la archidiócesis, titulada ‘Comunidades vivas y activas’, ya puede consultarse en la web del arzobispado, en ‘www.archizaragoza.org/planpastoral‘, y será presentada en una Jornada Diocesana de Pastoral que tendrá lugar el sábado, 29 de septiembre, en el colegio Santo Domingo de Silos de Zaragoza.

Este documento fija en cuatro los focos de acción, que son la parroquia, los laicos, el nuevo Directorio de Catequesis y los jóvenes. Desde la Archidiócesis han indicado que la elección del objetivo principal ha sido fruto de la reflexión de las parroquias, sus consejos de pastoral y diversas comunidades de vida cristiana.

En total, han participado en la consulta que tuvo lugar durante el mes de abril 126 grupos, destacando que no se trata de respuestas individuales, sino grupales, correspondientes a más de 12.000 personas. 

 

 

Asimismo, los consejos presbiteral y pastoral que asesoran al Arzobispo han dado su visto bueno al nuevo ‘Directorio para la Iniciación Cristiana’ el pasado mes de mayo, documento que regula la recepción de los sacramentos del bautismo, la confirmación y la comunión en toda la diócesis. Este directorio se presentará durante el último trimestre de 2018 y entrará en vigor en enero de 2019.

Uno de los objetivos de la Archidiócesis para este curso es darlo a conocer y aplicarlo. Este documento «busca dar respuesta a la necesidad de que los cristianos del siglo XXI vivan con autenticidad su fe y no por atavismos culturales o costumbre», han apuntado sus promotores.

El orden práctico, se concreta, por ejemplo, en que la preparación para la primera comunión será de tres cursos, con una catequesis del despertar religioso en segundo de Primaria y catequesis propiamente dicha en tercero y cuarto de Primaria. También se regula la recepción de estos sacramentos por parte de adultos, ya que año tras año se incrementa el número de mayores de edad que no recibieron el bautismo ni instrucción religiosa en edad infantil, pero quieren ser cristianos.

La programación recogerá los ecos del próximo sínodo de obispos convocado por el papa para el próximo mes de octubre y que tratará de la presencia y participación de los jóvenes en la Iglesia.

(RD/Ep)

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído