Josep Miquel Bausset

San Félix de Xátiva

La historia de los dos santos

San Félix de Xátiva
Josep Miquel Bausset

Que San Félix de Xàtiva y de Girona sea el protector de estas dos ciudades y de todos aquellos que como el excelente cantante Feliu Ventura, llevan el nombre de este santo diacono y mártir

(Josep Miquel Bausset).- Cada 1 de agosto Xàtiva celebra la fiesta de su patrón, el mártir y diácono San Félix. La cosa curiosa es que si visitamos la ermita que tiene dedicada este santo en la capital de la comarca valenciana de la Costera, en el altar mayor existen dos Santos Félix. ¿Por qué? De las dos imágenes que hay (porqué son santos diferentes) ¿cuál de las dos es el auténtico patrón de Xàtiva?

Según el libro: «L’Església de Sant Feliu», del profesor y amigo Agustí Ventura, durante los siglos de nuestra decadencia literaria y cultural, falsos cronicones engendraron una leyenda que fue recogida per Escolano: unos supuestos santos, Félix, Arquileo y Fortunato habrían traído el cristianismo a Xàtiva, enviados por el obispo San Ireneo de Lion, como cantan unos Gozos antiguos: «El Beneyt Sent Ireneu,/ que era Bisbe de Lleó,/ com à gran servent de Deu/ os ordena esta misiò:/ y ab la predicacio/ tots los infels convertiu».

Durante la persecución se habrían escondido dentro de una cueva, debajo del castillo de la ciudad de Xàtiva y habrían sido martirizados en València, el 23 de abril del 204, día que posteriormente sería la fiesta de este San Félix de Lion.

Pero según Villanueva, «cap al 1643, per a complir un motu proprio del papa Urbà VIII, que volia que es reduïren les festes locals solament al patró de la ciutat, es va trobar al llibre del capítol una anotació de l’any 1410 que deia: Jo, Garcés, diguí missa el primer dia d’agost a Sant Feliu de Girona». Por tanto, si en Xàtiva, tradicionalmente se celebraba la fiesta del patrón el 1 de agosto y no el 23 de abril, es que la capital de la comarca de la Costera celebraba como su patrón San Félix de Girona y no San Félix de Lion.

Como recoge el profesor Agustí Ventura, «Los senyors capitulars explicaren lo acort que habien tingut en nomenar per patró S. Feliu diaca en lo dia del primer d’agost, atento que per temps de 200 anys se havia celebrat en dit dia y en honra de dit sant y los antichs lo celebraven dient: fem festa a S. Feliu de Girona». Los capitulares de 1643 encontraron estas anotaciones en el archivo eclesiástico de 1410 y pasaron la información a los jurados u al consejo general de la ciudad.

Con los dos santos Félix en danza, el 17 de octubre de 1643 se llegó a una solución mixta, para satisfacer la demanda de los partidarios de San Félix de Lion: «Nomenam patró de la present ciutat al gloriós S. Feliu, i així mateix ques faça altre S. Feliu prevere, y ques pose al costat del altre que està en lo altar major de la hermita de dit sant». De aquí que en la ermita de San Félix de Xàtiva, encontramos dos santos Félix, uno, el diácono, mártir de Girona y patrono de Xàtiva, y el otro, para contentar a los partidarios del santo de Lion.

Con esta decisión salomónica, Xàtiva celebra cada año, el 1 de agosto, el su patrono: San Félix de Girona: «A les faldes del Castell/ aquella Iglesia fundareu,/ y fon lo efecte tan bell,/ que el Poble tot bateigareu;/ Y el exemple que donareu/ fonc pera tots tan efectiu».

Según la obra de Narcís M. Amich, «El culte a Sant Feliu de Girona en els llibres Litúrgics Hispànics d’època visigòtica (segles VI-VII)», el texto de la «Passio» de San Félix de Girona, del siglo VII, fue escrita por un «humillimus levita Christi», como él mismo se llamaba. El autor de la «Passio Sancti Felicis», que se inspiró en otros textos hagiográficos conocidos, explica como Félix, nacido en la ciudad africana de Scil·li, en la costa de Cesarea de Mauritania, cuando supo que los cristianos de Hispania eran perseguidos, se trasladó por mar a Barcelona y de allí a Empurias, desde donde llegó a Girona. Fue en esta ciudad donde el diacono Félix predicó el Evangelio, hasta que Rufino, el lugarteniente de Daciano, lo mató.

Xàtiva canta con devoción a su patrono: «Puix à Francia aveu deixat,/ y à Xativa os ne veniu/ restauraunos per Advocat,/ Vos gran Martyr Sent Feliu».
Xàtiva, la segunda ciudad del Reino, lleva este título por privilegio del rey Pedro el Ceremonioso, con fecha de 2 de julio de 1347, y tiene por patrono únicamente a San Félix de Girona. Un santo que en algunos «gozos» es aclamado así: «Pues la Iglesia que au fúdat/ en vostre nom posseiu:/ restaunos per Advocat,/ Vos gran Martyr Sent Feliu».
Como me ha contado el amigo Agustí Ventura, «mi tía Lola, muy católica, una maestra culta, en 1960 hizo unos «gozos» a San Félix de Girona, patrón de la ciudad, en castellano. Y en un verso puso que San Félix llegó de África «a las costas catalanas». El Abad de Xàtiva cambió esto por «costas mediterráneas», con dos sílabas más, y así lo intentaban cantar». Agustí Ventura me comentaba que unos años más tarde, él y un amigo suyo, Marcos Soriano, conociendo este cambio de los «gozos», fueron a desayunar «con el nuevo abad, que es de Llutxent y que tiene más sentido común y se lo hicimos saber. Enseguida mandó a los cantores que devolvieran el verso de mi tía, que aunque se cantaba en castellano, no tenía nada contra los catalanes».
Que San Félix de Xàtiva y de Girona sea el protector de estas dos ciudades y de todos aquellos que como el excelente cantante Feliu Ventura, llevan el nombre de este santo diacono y mártir.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

BICICLETAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído