El obispo hace balance de Año Jubilar Teresiano

Las peregrinaciones a Ávila han aumentado el 50% durante el Jubileo

"Se están asentando las bases para futuros jubileos"

Las peregrinaciones a Ávila han aumentado el 50% durante el Jubileo
Jubileo Teresiano RD

No ha habido gran implicación en las parroquias para conseguir un voluntariado adecuado, por varias causas: no se ha dado a conocer suficientemente, de manera que se generase ilusión; a esto se añaden las dudas sobre el trazado de las rutas

El obispo de Ávila, Jesús García Burillo, ha cifrado en un 50 por ciento el incremento de los peregrinos respecto a los años ordinarios, coincidiendo con la celebración del primer Año Jubilar Teresiano de la historia.

Esta valoración ha sido realizada por el prelado en su última carta del curso pastoral, en la que ha hablado de la evolución de una celebración con más peregrinos que la media, pero con menos asistentes a las celebraciones jubilares que durante el V Centenario, celebrado en 2015.

En este balance de los nueve meses y medio de Año Jubilar Teresiano, García Burillo ha dicho que se han dado «los primeros pasos y se están asentando las bases para futuros jubileos», a la vez que ha reconocido que existe «un esquema y un primer ensayo de celebración».

«Las rutas han comenzado y tienen importantes posibilidades de futuro; son una riqueza cultural y espiritual para nuestros pueblos y comunidades», ha argumentado, par después precisar: «Pensando en el próximo Jubileo, será imprescindible ir preparando personas y espacios en los lugares de paso. Las cosas no se hacen solas«.

 

 

 

 

En este contexto, ha apuntado que, mientras la asistencia de peregrinos está «respondiendo a las expectativas», con 50 por ciento más a la media de los años ordinarios, el prelado ha señalado que las celebraciones jubilares «han contado con un número menor de asistentes que en el V Centenario».

Por otra parte, ha señalado que las nuevas rutas teresianas «están siendo surcadas en verano y algunas diócesis ya han mostrado su propósito de recorrerlas en años venideros», aunque reconoce que aún queda mucho que hacer en cuanto a la implicación de las comunidades parroquiales en los pueblos para la acogida de peregrinos.

«No ha habido gran implicación en las parroquias para conseguir un voluntariado adecuado, por varias causas: no se ha dado a conocer suficientemente, de manera que se generase ilusión; a esto se añaden las dudas sobre el trazado de las rutas», ha explicado, antes de concluir: «Todavía no se percibe esta actividad como una oportunidad pastoral sino más bien como una carga».

Igualmente, se ha referido a la necesaria colaboración con las instituciones, destacando los acuerdos con la Diputación con el diseño y puesta en marcha de las rutas teresianas, y con el Ayuntamiento, para poder abrir la oficina del peregrino.

(Rd/Efe)

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído