Juan Luis Ysern

«El cambio que propone el Papa requiere eliminar el clericalismo»

"Es fundamental la participación de los laicos y de todo el Pueblo de Dios"

"El cambio que propone el Papa requiere eliminar el clericalismo"
Juan Luis Ysern

No entiendo a quienes reclaman diciendo que el Papa no toma medidas porque están esperando que el Papa saque a los obispos y coloque otros

(Juan Luis Ysern, obispo emérito de Ancud).- Últimamente pareciera que la situación en la Iglesia se ha puesto más difícil que nunca ya que además de las publicaciones dando a conocer grandes cantidades de pederastas por todas partes dentro de la Iglesia, especialmente en Estados Unidos e Irlanda, ha sido acusado el mismo Papa de hablar mucho de tolerancia cero y pedir perdón pero que no hace nada, no toma medidas.Incluso ha sido acusado de encubridor, diciéndole al mismo tiempo que renuncie.

En este panorama aparecen dos tipos de figuras, los justos y los pecadores. Por un lado están los pederastas y encubridores, son los avergonzados pecadores delincuentes. Por el otro lado están los que claman por la justicia sin demora llegando incluso a pedir al Papa que se retire de su cargo. Son los que se presentan como justos, aunque muchas veces no saben actuar como los auténticos profetas.

Estas dos figuras me traen a la memoria aquella parábola del fariseo y el publicano que fueron al templo a orar. Mientras el fariseo estaba delante, dando gracias a Dios porque él era cumplidor de todas las normas y no era como los demás ni como el publicano pecador que estaba detrás, al fono, lleno de vergüenza, sin atreverse a levantar la cabeza, pidiendo perdón. La parábola nos dice que quien pidió perdón es el que fue acogido por Dios y no el justo arrogante.

Es el pecador convertido quien quiere cambiar las cosas buscando una nueva realidad y nuevas actitudes, mientras que el justo engreído y altanero no piensa cambiar nada. Para él son los otros los que tienen que cambiar, ni se le ocurre pensar que puede interactuar para producir el cambio. Sólo se mira a sí mismo.

En la reunión que los Obispos de Chile tuvimos en Roma con el Papa, a mediados de mayo pasado, el Papa nos decía que los Obispos, incluyéndose èl, no estamos en el episcopado porque seamos mejores que nadie, somos  » pecadores con apertura penitencial». Pienso que esto es quedar todos en el lugar del pecador avergonzado.

Pero el Papa ha advertido en repetidas ocasiones que más allá del vergonzoso crimen de pederastia está la nefasta actitud de abuso de poder y de conciencia como expresión del deplorable clericalismo que se encuentra enquistado en la actual institucionalidad de la Iglesia. Con ello el Papa nos está señalando que no solo hemos de vivir la conversión del corazón sino también la conversión de las estructuras de nuestra actual institucionalidad eclesial.

Pocos días después de la reunión de los Obispos en Roma, el Papa consideró que para la conversión de estructuras y de la institucionalidad eclesiástica no bastaba una labor por parte de Obispos y sacerdotes sino que se requería que todo el Pueblo de Dios interviniera en esta labor que, ciertamente, es enorme y de largo plazo, pero que ya se puede iniciar a abrir caminos y dar los pasos iniciales con toda la creatividad del Espíritu.

Sin mayor demora el Papa Francisco, en la carta del 31 de mayo de 2018, dirigida al «Pueblo de Dios que peregrina en Chile» hizo una especial llamada a todos diciendo:

«Exhorto a todo el Santo Pueblo fiel de Dios que vive en Chile a no tener miedo de involucrarse y caminar impulsado por el Espíritu en la búsqueda de una Iglesia cada día más sinodal, profética y esperanzadora; menos abusiva porque sabe poner a Jesús en el centro, en el hambriento, en el preso, en el migrante, en el abusado» (n. 7).

Y la fuerza e insistencia con la que el Papa expresa esto es muy notoria al decirnos: «Con Ustedes se podrán dar los pasos necesarios para una renovación y conversión eclesial que sea sana y a largo plazo. Con Ustedes se podrá generar la transformación necesaria que tanto se necesita. Sin Ustedes no se puede hacer nada».

Por su parte los Obispos de Chile, además del sincero reconocimiento de haber faltado como pastores y pedir perdón conscientes de que «Nuestras faltas u omisiones han causado dolor y perplejidad, han afectado la comunión eclesial y han dificultado la conversión y minado la esperanza», han acogido el llamado del Papa comprometiéndose «a promover intensamente la participación de laicos y laicas en instancias eclesiales generando ambientes de sinceridad, franqueza y crítica constructiva junto a los consagrados, en una experiencia comunitaria como «pueblo de Dios» (Compromiso n. 5).

La llamada hecha por el Papa es muy clara en orden al cambio de institucionalidad, pero en esto es fundamental la participación de los laicos y de todo el Pueblo de Dios, tal como les dice el Papa: Con Ustedes se podrá generar la transformación necesaria que tanto se necesita. Sin Ustedes no se puede hacer nada».

Considero que el cambio que propone el Papa requiere eliminar el clericalismo y para ello es elemental introducir y consolidar la dinámica de «escuchar – dialogar – discernir» con las estructuras adecuadas. Cosa que ya pueden hacer los laicos. ¿Qué estamos esperando?.

Por esto que no entiendo a quienes reclaman diciendo que el Papa no toma medidas porque están esperando que el Papa saque a los obispos y coloque otros. No veo que eso se pueda hacer de un momento a otro, ni veo que tal cosa modifique la estructura eclesial. Con eso todo queda igual. Claro está que quienes no ven la necesidad de que se modifique la institución no quieren que eso suceda van a protestar contra el Papa o, incluso pueden decir que habiéndose reconocido tan pecador como los demás, que renuncie.

Pero el cambio institucional es necesario y es el pecador que en el Templo pedía perdón quien está dispuesto a llevar adelante la conversión no el justo que se mantenía firme en su instalación. Ayudémonos todos, no esperemos más para comenzar. El camino será largo y complicado, pero no nos cansemos. Aprendamos a escucharnos, a dialogar y a discernir.

1° de Septiembre de 2018
+Juan Luis Ysern


CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído