Por tensiones con el gobierno y con monjes del monasterio de Echmiadzín

Renuncia el Catolicós armenio Karekin II, el primero en la historia en hacerlo

Está acusado de haber manipulado la reliquia de la lanza de Longinos, que traspasó el costado de Cristo

Renuncia el Catolicós armenio Karekin II, el primero en la historia en hacerlo
El Catolicós armenio, Karekin II

La acusación más infamante contra el Catolicós sería la de haber limado y separado una parte de la lanza de Longino para regalarla a un síndico ruso, amigo de Karekin

Parece ser que entre el Catolicós (patriarca) de la Iglesia apostólica armenia, Karekin II, y los nuevos dirigentes del país, que subieron al poder luego de la «revolución de terciopelo» del pasado mes de mayo, se ha llegado a un acuerdo para la renuncia del mismo Primado. Así lo ha comunicado el 20 de septiembre el periódico armenio Zhokhovurd, sugiriendo que Karekin dejaría oficialmente su cargo por motivos de salud.

Al comentar la noticia, el sacerdote Vagram Melikyan, director del área de comunicaciones de la Iglesia armenia en la sede de Echmiadzín, declaró que «consideramos necesario constatar que a lo largo de los 27 años de historia de la III República Armenia, todos los gobiernos, sin excepción, han manifestado el debido respeto a la Iglesia Apostólica nacional y a su Catolicós, apreciando su obra en favor de todos los armenios y del desarrollo de nuestro Estado, conservando la unidad y la solidaridad nacional». La declaración da a entender el disgusto de la jerarquía eclesiástica por las protestas y críticas de los últimos meses.

En efecto, el 6 de julio pasado, la residencia de Karekin fue asediada por una manifestación de protesta organizada por el movimiento que se expresa bajo el lema «Una nueva Armenia, un nuevo patriarca», guiado por el líder Karen Petrosyan. Se trata de un grupo vinculado al nuevo primer ministro Nicol Pashinian, quien logró implicar a la población en el derrocamiento de la antigua clase dirigente, durante la primavera pasada. A su vez, el Catolicós fue acusado de connivencia con los políticos «desbaratados».

Nacido en 1951 bajo el nombre Nersisyan Grigorevich Kritch, el Catolicós fue ordenado sacerdote en 1972, en plena época soviética. Luego de un período de estudios y servicio en Alemania, Karekin regresó al gran monasterio de Echmiadzín – el «Vaticano» armenio – a las puertas de la capital, Ereván, para luego completar estudios en la Academia teológica ortodoxa de Moscú. La iglesia armenia no está en comunión con los ortodoxos, por las antiguas divisiones teológicas del Concilio de Calcedonia, pero en aquél entonces la relación se basaba en una fidelidad en común al régimen soviético.

Karekin II


Hasta 1999 permaneció como vicario de su predecesor, el Catolicós Karekin I, para convertirse a su muerte en el 132º patriarca de los armenios (la Iglesia armenia es una de las más antiguas del mundo). En las turbulentas circunstancias de la política armenia de los años post-soviéticos, el nuevo Catolicós buscó proponerse, en más de una ocasión, para entablar iniciativas de pacificación nacional.

Las acusaciones que se le hacen se refieren sobre todo a una serie de especulaciones, según las cuales se habrían rematado varios tesoros de la Iglesia armenia. Dichas acusaciones provendrían de algunos sacerdotes de la Iglesia misma, como el hieromonje Koriun Arakelyan, uno de los inspiradores de las protestas. La acusación más infamante sería la de haber limado y separado una parte de la lanza de Longinos para regalarla a un síndico ruso, amigo de Karekin. Según versa la tradición, la lanza del centurión que penetró el costado de Cristo en la cruz, fue llevada por el apóstol Tadeo, y entregada como obsequio a los cristianos de Armenia.

La leyenda afirma que quien posea la lanza de Longino, llamada Geghard, como el monasterio donde era conservada, está destinado a gobernar el mundo. Actualmente la lanza se exhibe en el Museo de Echmiadzín, del cual los manifestantes exigen que sea puesta a disposición para realizar una verificación de su integridad. El delirio de omnipotencia fue, en efecto, la acusación que se dirigió en su momento al presidente y primer ministro Serž Sargsyan, de quien el Catolicós era muy allegado, y que luego fue depuesto por Pashinyan con el apoyo de las masas populares. Marcando el primer caso en la historia de la Iglesia armenia, a fin de pacificar el mundo eclesiástico y la sociedad misma, el patriarca Karekin habría aceptado presentar su renuncia, a pesar de no tener aún edad avanzada.

(RD/AsiaNews)

La lanza de Longinos

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído