"Su actitud evangélica incomoda a quienes querrían una Iglesia hinchada de poder"

El obispo de Mallorca denuncia el complot de los rigoristas contra el Papa Francisco

"Re­cha­za­mos los ata­ques que está re­ci­bien­do y las in­vi­ta­cio­nes a desoír sus en­se­ñan­zas y des­pre­ciar a su per­so­na"

El obispo de Mallorca denuncia el complot de los rigoristas contra el Papa Francisco
El Papa saluda a monseñor Taltavull

De­be­mos agra­de­cer­le su to­tal en­tre­ga, sus pa­la­bras cla­ras y di­rec­tas, sus elo­cuen­tes ges­tos, sus ho­mi­lías y es­cri­tos, su pro­xi­mi­dad y ter­nu­ra de tra­to

(Jesús Bastante).- «Su actitud evangélica incomoda a quienes querrían una Iglesia hinchada de poder y no comulgan con la impostergable renovación que nos está pidiendo». El obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, ha denunciado el complot de algunos rigoristas contra el Papa Francisco y sus reformas.

En una pastoral, titulada ‘Con el Papa Fran­cis­co, co­mu­nión ple­na‘, el prelado manifiesta «nues­tro afec­to, ad­he­sión y so­li­da­ri­dad a nues­tro ama­do papa Fran­cis­co» en su «di­fí­cil mi­sión de guiar a la Igle­sia, sin­tién­do­nos co­rres­pon­sa­bles de los ca­mi­nos que va­mos tra­zan­do y tran­si­tan­do para co­mu­ni­car todo el Evan­ge­lio de Je­sús».

«Él pide to­le­ran­cia cero ante los abu­sos a me­no­res, to­tal so­li­da­ri­dad con las víc­ti­mas, lu­cha con­tra la co­rrup­ción, em­pe­zan­do por la de los pro­pios miem­bros de la Igle­sia, el an­ta­go­nis­mo ra­di­cal en­tre ma­fia y vida cris­tia­na, hace una lla­ma­da cons­tan­te a la con­ver­sión per­so­nal para que lle­gue a ser un he­cho la ur­gen­te con­ver­sión pas­to­ral» constata el prelado.

«Uni­dos con el papa Fran­cis­co, de co­ra­zón y con he­chos, re­cha­za­mos tan­to los ata­ques que está re­ci­bien­do como las in­vi­ta­cio­nes a desoír sus en­se­ñan­zas y des­pre­ciar a su per­so­na«, subraya el obispo, quien pide a los fieles agradecer a Bergoglio «su to­tal en­tre­ga, sus pa­la­bras cla­ras y di­rec­tas, sus elo­cuen­tes ges­tos, sus ho­mi­lías y es­cri­tos, su pro­xi­mi­dad y ter­nu­ra de tra­to, su sen­si­bi­li­dad ha­cia los más po­bres y ex­clui­dos, su tra­ba­jo en fa­vor de la vida, de la jus­ti­cia, de la crea­ción, de la paz y de los de­re­chos hu­ma­nos».

 

 

Ésta es la carta de Taltavull:

 

Con el Papa Fran­cis­co, co­mu­nión ple­na

Sen­si­bles al mo­men­to que vi­vi­mos y en nom­bre de nues­tra Igle­sia de Ma­llor­ca, quie­ro ma­ni­fes­tar nues­tro afec­to, ad­he­sión y so­li­da­ri­dad a nues­tro ama­do papa Fran­cis­co. Siem­pre nos pide que ore­mos, que lo ten­ga­mos muy pre­sen­te, que le acom­pa­ñe­mos en la di­fí­cil mi­sión de guiar a la Igle­sia, sin­tién­do­nos co­rres­pon­sa­bles de los ca­mi­nos que va­mos tra­zan­do y tran­si­tan­do para co­mu­ni­car todo el Evan­ge­lio de Je­sús. Él, por el en­car­go que le ha sido con­fia­do, está dan­do cons­tan­te tes­ti­mo­nio de ma­ne­ra muy va­lien­te y com­pro­me­ti­da. ¡Todo un ejem­plo a se­guir!

Mons. Se­bas­tià Tal­ta­vull Sensibles al momento que vivimos y en nombre de nuestra Iglesia de Mallorca, quiero manifestar nuestro afecto, adhesión y solidaridad a nuestro amado papa Francisco. Siempre nos pide que oremos, que lo tengamos muy presente, que le acompañemos en la difícil misión de guiar a la Iglesia, sintiéndonos corresponsables de los caminos que vamos trazando y transitando para comunicar todo el Evangelio de Jesús. Él, por el encargo que le ha sido […]
El día de su elec­ción -to­dos lo re­cor­da­mos muy bien- un car­de­nal ami­go suyo le dijo: «¡No te ol­vi­des de los po­bres!». Des­de el pri­mer ins­tan­te, no solo no los ol­vi­da, sino que ha apos­ta­do de­ci­di­da­men­te por ellos in­ter­pe­lan­do cons­tan­te­men­te nues­tras con­cien­cias. Sin em­bar­go, su ac­ti­tud evan­gé­li­ca in­co­mo­da a quie­nes que­rrían una Igle­sia hin­cha­da de po­der y no co­mul­gan con la im­pos­ter­ga­ble re­no­va­ción que nos está pi­dien­do. Él pide to­le­ran­cia cero ante los abu­sos a me­no­res, to­tal so­li­da­ri­dad con las víc­ti­mas, lu­cha con­tra la co­rrup­ción, em­pe­zan­do por la de los pro­pios miem­bros de la Igle­sia, el an­ta­go­nis­mo ra­di­cal en­tre ma­fia y vida cris­tia­na, hace una lla­ma­da cons­tan­te a la con­ver­sión per­so­nal para que lle­gue a ser un he­cho la ur­gen­te con­ver­sión pas­to­ral.

Uni­dos con el papa Fran­cis­co, de co­ra­zón y con he­chos, re­cha­za­mos tan­to los ata­ques que está re­ci­bien­do como las in­vi­ta­cio­nes a desoír sus en­se­ñan­zas y des­pre­ciar a su per­so­na. Nos aca­ba de de­cir no hace mu­cho que «es ne­ce­sa­rio que cada uno de los bau­ti­za­dos se sien­ta in­vo­lu­cra­do en la trans­for­ma­ción ecle­sial y so­cial que ne­ce­si­ta­mos», una trans­for­ma­ción que re­cla­ma «nues­tra con­ver­sión per­so­nal y co­mu­ni­ta­ria». De­be­mos agra­de­cer­le su to­tal en­tre­ga, sus pa­la­bras cla­ras y di­rec­tas, sus elo­cuen­tes ges­tos, sus ho­mi­lías y es­cri­tos, su pro­xi­mi­dad y ter­nu­ra de tra­to, su sen­si­bi­li­dad ha­cia los más po­bres y ex­clui­dos, su tra­ba­jo en fa­vor de la vida, de la jus­ti­cia, de la crea­ción, de la paz y de los de­re­chos hu­ma­nos.

Des­de nues­tra Igle­sia de Ma­llor­ca, le ha­ce­mos lle­gar nues­tra ple­na co­mu­nión, es­ti­ma y dis­po­ni­bi­li­dad en ha­cer reali­dad en­tre no­so­tros, en el co­ra­zón de nues­tra so­cie­dad is­le­ña, el Evan­ge­lio que pro­cla­ma y vive con tan­ta fe y es­pe­ran­za. De­jé­mo­nos con­ta­giar por su tes­ti­mo­nio de amor, lleno de ar­dor evan­gé­li­co y ser­vi­cio in­con­di­cio­nal, al es­ti­lo de Je­sús, el buen Pas­tor. Bien uni­dos, os in­vi­to a ha­cer ora­ción con­mi­go:

«Oh Dios, tú es­co­gis­te al papa Fran­cis­co para que, su­ce­dien­do al após­tol san Pe­dro fue­ra pas­tor de todo tu re­ba­ño. Mira bon­da­do­sa­men­te al pue­blo que te su­pli­ca y haz que, vi­ca­rio como es de Cris­to en la tie­rra, con­fir­me en la fe a sus her­ma­nos, y que toda la Igle­sia se man­ten­ga en co­mu­nión con él por los víncu­los de la uni­dad, del amor, de la paz, a fin de que to­dos en­cuen­tren en ti, pas­tor de los hom­bres, la ver­dad y la vida eter­na.»

+ Se­bas­tià Tal­ta­vull

Obis­po de Ma­llor­ca

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído