El Papa canoniza este domingo a la fundadora de las Misioneras Cruzadas, primera santa boliviana

De la ‘Olla de los pobres’ a la curación de Mª Victoria: los milagros de la madre Nazaria

Fue una adelantada a la Iglesia de las "periferias" de Francisco, y fundó el primer sindicato obrero de mujeres del país

De la 'Olla de los pobres' a la curación de Mª Victoria: los milagros de la madre Nazaria
El Papa canoniza este domingo a la fundadora de las Misioneras Cruzadas, primera santa boliviana RD

Haceos como el Dios de las personas necesitadas, de las infortunadas, imitando la bondad y la misericordia de Dios, pues el hombre nada tiene tan divino como hacer el bien

(Jesús Bastante).- «Entendí bien que los pobres eran la herencia que Jesús me daba; de ellos lo recibiría todo en el cielo y en la tierra». Este domingo, además de Pablo VI y Romero, el Papa Francisco canonizará a la madrileña (con el corazón boliviano) Nazaria Ignacia, fundadora de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia.

Esta madrileña de nacimiento, que se considera la primera santa boliviana, fue una firme defensora de los derechos de los pobres, los obreros y las mujeres. Una adelantada a las «periferias» de las que tanto habla Francisco. Fue pionera de los comedores sociales (la conocida ‘Olla del pobre‘, hoy una realidad en toda América Latina) y fundó el primer sindicato obrero de mujeres de Bolivia.

Su obra es bien conocida en toda Latinoamérica, y especialmente en Argentina. La religiosa falleció en Buenos Aires en 1943. El actual Papa Francisco, siendo arzobispo de Buenos Aires, conoció y valoró la obra de las misioneras cruzadas. Tanto es así, que la única persona que habla en el documental que Wim Wenders ha hecho sobre el Papa es una religiosa de la congregación.

«A veces oímos al Papa Francisco y pensamos que es la hermana la que está hablando«, afirmó la superiora, Daniela Pérez, quien recordó que las hermanas trabajaban, y trabajan, en las Villa Miseria del gran Buenos Aires. «Nos han dicho que llevaba una reliquia de la santa con él, y con cuando visitaba las villas, decía que ‘Por aquí taconeó una santa‘», recalcó la madre Daniela.

 

Las Misioneras Cruzadas de la Iglesia, junto a un retrato de la futura santa

 

La superiora general relató algunos de los aspectos de la biografía de la nueva santa, que nació en 1889 en pleno centro de Madrid (en la calle Augusto Figueroa). Aunque buena parte de su vida la pasó en Bolivia, adonde llegó en 1925. La situación de los pobres, las mujeres y los obreros fueron, desde el principio, los ejes de la vocación de la nueva santa. Así, exhortaba a las mujeres a «levantaos muy alto: erguida vuestra frente. Demostrad ante el mundo la figura de la mujer fuerte, firme en sus convicciones, constante en sus empresas».

Aunque pasó buena parte de su vida en Bolivia, madre Nazaria también estuvo a punto de morir durante la Guerra Civil española. «Siempre trabajó, donde estuviera, por conseguir una vida más justa«, declaró la superiora. «Su fuerza venía de su gran comunicación con el Señor». «Era una santa que iba haciendo milagros ya en vida», recalcó, señalando proyectos como La Olla de los Pobres, o la defensa de la dignidad de la mujer.

En 1972, sus restos fueron trasladados a la casa de la fundación en Oruro (Bolivia). Su cuerpo permanecía incorrupto. Juan Pablo II la beatificó el 27 de septiembre de 1992 en Roma. Ahora, Francisco la canoniza este domingo.

 


Mª Victoria, junto a un retrato de la fundadora

 

El milagro por el que Nazaria será canonizada tiene como protagonista a Mª Victoria Azuara, de 91 años, que hoy sonreía, feliz, por la declaración de santidad de su fundadora, y que este domingo viajará a Roma. La religiosa sufrió en 2010 un derrame cerebral, perdiendo el habla por completo. Hoy no hay quien la calle.

El examen médico afirmó que se trataba de «una hemorragia cerebral de pronóstico pésimo». Durante varios días, las hermanas rezaron a la beata por la hermana, que pronto comenzó a hablar. Los médicos no supieron entender las razones de la curación. El 26 de enero de este año, la Santa Sede autorizó la promulgación del decreto que reconocía el milagro atribuido a la intercesión de madre Nazaria.

«Tengo que preguntarme a mí misma qué ha ocurrido, y por qué», explica Mª Victoria. «Junto con el habla, perdí la memoria. No sabía cómo me llamaba, no sabía rezar el padre nuestro. Era como un robot que hacía lo que se le mandaba«, recuerda de aquel momento.

«Yo he sido siempre muy habladora. Era muy raro que yo dejara de hablar», recuerda entre sonrisas. «A los doce días empecé a hablar… ‘¿Por favor, me quieren alcanzar la mantequilla?’, y todos se alarmaron, pero para mí fue absolutamente natural». El médico no daba crédito. «Esto es de Dios», dijo el doctor. «Sí, señor. Es de Dios… ¡y de mi madre fundadora!», replicó Mª Victoria. Su médico fue el primer testigo de la canonización de este domingo.

Hoy, la congregación cuenta con 400 religiosas y una familia de laicos que trabajan en 70 comunidades repartidas en 21 países de los cuatro continentes, colaborando en el campo de la salud, la educación, los inmigrantes o «lo que necesite cada lugar, en cada momento, como decía la fundadora», explica la superiora. Las mujeres y los menores son nuevos campos de trabajo. «Ella escuchaba y arriesgaba, y eso queremos hacer».

Con la misma misión que les confió la fundadora: «Haceos como el Dios de las personas necesitadas, de las infortunadas, imitando la bondad y la misericordia de Dios, pues el hombre nada tiene tan divino como hacer el bien».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído