Ramón Baltar

De la necesidad hacer virtud

"El rumbo de las cosas aconseja a la iglesia española soñar un futuro no hipotecado por el ayer"

De la necesidad hacer virtud
Ramón Baltar

Imprescindible cambiar la línea de los medios de comunicación social propiedad de la CEE, cuya identificación con los partidos que defienden programas contrarios a los valores evangélicos es incoherencia que escandaliza

(Ramón Baltar).- Nuestros obispos no cesan de recordarnos su contribución a la traída de la democracia, tardía y con tufo de interesada. Yerran la vía si lo hacen con miras a seguir disfrutando del trato de favor que le regalara la Transición, porque lo que de ellos se espera es el pago de la deuda pendiente y la renuncia a las asistencias del poder político con medidas claras.

La primera sería una petición formal de perdón por su mancebía con el régimen franquista, que no dispensa la autocrítica con la boca pequeña y por cumplir. No hay manera más convincente de reconocer la aceptación de su responsabilidad en la gestación del enfrentamiento que terminó en una guerra civil seguida de una dictadura que es blasfemia presentar como realización del Reino de Dios en la tierra. Sin mostrar voluntad de ser perdonada, suena a insulto mentar la palabra reconciliación.

Iniciativa que doblaría en credibilidad si los obispos, ganándoles por la mano a los políticos, renunciaran a los privilegios amparados por unos Acuerdos con el Vaticano infumables en un Estado que se declara aconfesional. Innecesario aclarar que no han de considerarse privilegio las ayudas destinadas a la conservación de los Bienes de Interés Cultural (patrimonio nacional aunque la titularidad sea eclesiástica) y a la prestación de servicios que corresponde garantizar a la Administración Pública.

Para distanciarse de la política sin horizontes éticos y contribuir a la formación de una opinión pública no manipulada resulta imprescindible cambiar la línea de los medios de comunicación social propiedad de la CEE, cuya identificación con los partidos que defienden programas contrarios a los valores evangélicos es incoherencia que escandaliza. Incluso dentro de mismo colegio episcopal.

El rumbo de las cosas aconseja a la iglesia española soñar un futuro no hipotecado por el ayer, avalista de mediaciones humanas de mal pronóstico. Que el Espíritu sople a sus dirigentes clarividencia y huelgos, dones que declaran al profeta.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído