La primera 'parroquia personal' para los polacos en España, erigida en Valencia

Cañizares agradece a Polonia «ser el bastión para que Europa se reconstruya desde sus raíces cristianas»

Entronizó un icono de la Virgen de Czestochowa en una de las capillas de la girola de la Catedral de Valencia

Cañizares agradece a Polonia "ser el bastión para que Europa se reconstruya desde sus raíces cristianas"
Cardenal Cañizares inaugura la primera “parroquia personal” para los polacos en España

La "parroquia personal" para los polacos erigida en Valencia tiene su sede en el templo de Nuestra Señora del Rosario, en el barrio del Canyamelar, y dará servicio a una población de 4.000 polacos en la diócesis, de ellos más de 2,500 en la capital

(Archivalencia).- La primera «parroquia personal» para los polacos en España ha sido erigida en la diócesis de Valencia y estará dedicada a la patrona de Polonia, Nuestra Señora de Czestochowa, según anunció el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, en una misa en la Catedral ayer tarde en la que participaron cientos de polacos, vestidos en algunos casos con el traje típico de su país.

«La iglesia diocesana de Valencia se siente enriquecida por el don que le concede Dios de una nueva parroquia para los fieles cristianos de Polonia, y sois ya una parte muy querida de esta diócesis», aseguró el Cardenal al término de la celebración, en la que pidió a los polacos «sentíos plenamente diocesanos de Valencia sin abandonar vuestra patria y sabed que sois un bastión para que Europa se reconstruya desde las bases cristianas».

La «parroquia personal» para los polacos erigida en Valencia tiene su sede en el templo de Nuestra Señora del Rosario, en el barrio del Canyamelar, y dará servicio a una población de 4.000 polacos en la diócesis, de ellos más de 2,500 en la capital valenciana y su área metropolitana, según fuentes de la comunidad polaca en Valencia.

En la misa, en acción de gracias también por el centenario de la recuperación de la soberanía nacional polaca, tras 123 años de ocupación del país por potencias extranjeras, el Arzobispo resaltó la historia del cristianismo polaco y subrayó que «sois ejemplo y testimonio de que, como decía Santa Teresa, `sólo Dios basta´».

La patrona de Polonia, entronizada en la Catedral de Valencia

Precisamente, al término de la misa, el cardenal Cañizares entronizó un icono de la Virgen de Czestochowa en una de las capillas de la girola de la Catedral de Valencia, la de San Jaime, y a continuación se dirigió ante la estatua en bronce del papa San Juan Pablo II, emplazada en la entrada del Palacio Arzobispal, donde tuvo lugar una ofrenda en la que participaron también los feligreses polacos, que interpretaron el himno de la patrona de su país.

Por su parte, el sacerdote polaco Czeslaw Piela, titular de la nueva parroquia personal polaca agradeció al arzobispo de Valencia «concedernos este gran honor de celebrar esta fiesta ya como ´parroquia personal´ polaca. Esto nunca será olvidado». Sus palabras fueron acogidas con una gran ovación por los asistentes, al igual que las del Cardenal.

Por su parte, el cónsul honorario de Polonia en Valencia, Ramón Sentís, recordó en unas palabras introductorias antes de la procesión de entrada a la misa que «a Polonia se la conoce como la nación mártir y tras ese martirio, que culminó con las sucesivas masacres durante la Segunda Guerra Mundial, Polonia vuelve a renacer de sus cenizas pretéritas hoy con más fuerza que nunca».

El cónsul evocó a San Alberto Chmielowski, Santa Faustina Kowalska, San Maximiliano, el beato Jerzy Popieluszko, y San Juan Pablo II El Grande, a los que describió como «claros ejemplos de la espiritualidad cristiana y católica de la Polonia más reciente y claro signo de la entrañable y profunda fe de la Polonia actual». Por ello, «los polacos y las familias polacas residentes en la Comunidad Valenciana, con su clara intención de integración en la misma, no olvidan sino que perpetúan en la medida de sus posibilidades las tradiciones, las costumbres y la fe que les dieron sus progenitores», concluyó el cónsul, cuyas palabras fueron igualmente ovacionadas.

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído