Vicente Luis García

Testimonio de Eduardo Losaha I

El sacerdote ofrece su visión y experiencia de los 50 años de dictadura en Guinea Ecuatorial

Testimonio de Eduardo Losaha I
Vicente Luis García

El padre de Eduardo falleció este año en España y tuvo que renunciar, por su seguridad, a acompañar a su madre y sus hermanos para el entierro de su padre en Guinea Ecuatorial

(Vicente Luis García).- El sacerdote guineoecuatoriano, Eduardo Losaha, censura los nombramientos de obispos desde Roma y ofrece su visión y experiencia de los 50 años de dictadura en Guinea Ecuatorial

A continuación, reproduzco el testimonio completo de Eduardo Losaha Belope, sacerdote guineano ecuatoriano, exiliado de su país. El padre de Eduardo falleció este año en España y tuvo que renunciar, por su seguridad, a acompañar a su madre y sus hermanos para el entierro de su padre en Guinea Ecuatorial.

Testimonio de Eduardo Losoha Belope

“Me llamo Eduardo Losoha Belope, nací el 13 de octubre de 1965 en Fernando Poo, Guinea Ecuatorial. Por aquel entonces se había iniciado ya el proceso de descolonización, aún seguíamos siendo colonia española, pero en cierto sentido fuimos la primera Comunidad Autónoma española. Es posible que de no haber accedido a la independencia de la forma precipitada que se hizo hoy podríamos haber sido una comunidad autónoma más del Estado Español.

En Guinea Ecuatorial hay cinco pueblos, que interesadamente se les ha denominado “grupos étnicos”, me refiero a los fang, los bubis, los ndowé, el pueblo annobonés o ambo, y el pueblo bisio. Cada uno de ellos tiene su propio territorio, su lengua, su cultura, su tradición, su idiosincrasia. Comparten la lengua española y la religión católica, ambas fruto de la colonización.

Hay una delimitación geográfica determinada por las tierras que han ocupado desde siempre. Así los fang, el grupo mayoritario, se localizan fundamentalmente en la zona interior; los ndowé y los bisio se localizan en la costa y ellos sí han compartido territorio; y por último los bubis y annoboneses son isleños, los primeros pertenecen a la isla de Fernando Poo y los segundos a la isla de Annobon. La demarcación ha sido tal que hasta para entrar o salir de Fernando Poo, hoy llamado Bioko, hacía falta un pasaporte, un salvoconducto. Esto fue hasta el año 1958.

Cada pueblo tiene su lengua, de manera que si habla un fang no lo entiende un bubi o a la inversa.

El gobierno de Franco, en la intención de aglutinar a todos los pueblos en una sola nación, fueron tomando diversas medidas. Al comienzo se crearon dos provincias, la continental y las islas. De esa manera ya habían agrupado a varias “etnias” en un solo departamento. También tengo oído que las Naciones Unidas condicionó las mediaciones sobre la soberanía española de Gibraltar a la independencia unificada de Guinea Ecuatorial…

Para leer el artículo completo, pinche aquí

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído