Narcea presenta 'Él te ama antes que tú le ames', el pensamiento de Taizé en píldoras

«El hermano Roger es el místico de finales del siglo XX y comienzos del XXI»

José Miguel de Haro: "Estamos cansados de tanto discurso teológico, a los jóvenes los agotamos"

"El hermano Roger es el místico de finales del siglo XX y comienzos del XXI"

Una comunidad que busca, explicó "ser signo de reconciliación y de unidad entre los cristianos, pero no como un fin en sí mismo, sino para construir una nueva humanidad"

(Jesús Bastante).- «Roger ya intuía, muchos años antes, el impacto de los ‘tweets’. Sabía que a los jóvenes había que llegarles con píldoras«. El redentorista José Miguel de Haro es el responsable de recopilar una serie de breves reflexiones del fundador de la Comunidad de Taizé, reunidos por Narcea en ‘Él te ama antes que tú le ames‘.

Un texto que fue presentado anoche en el colegio mayor padre Poveda, al que asistió el flamante nuevo portavoz de la CEE, Luis Argüello, un enamorado del ‘espíritu Taizé’, que a finales de año tendrá en Madrid la capital de su Encuentro Europeo de Jóvenes.

Y es que, tal y como resaltó Haro, el hermano Roger «sabía tocar la fibra de los jóvenes, hacerles pensar». «Fue un místico de finales del siglo XX y comienzos del XXI», aseguró el religioso, quien convivió durante años con el fundador de la comunidad ecuménica, a la que cada año acuden decenas de miles de jóvenes.

«Roger, cuando escribía, le daba vueltas hasta que descubría esa palabra esencial que llegaba al corazón», explicó. Algo fundamental para entender a los jóvenes. «Estamos cansados de tanto discurso teológico, a los jóvenes los agotamos«, denunció el sacerdote.

 

Presentación de ‘El te ama antes que tú le ames’ (Narcea)

 

Como Roger, el religioso clamó por «dinamizar la Iglesia». «Nos hemos dormido en los laureles, hay que decir al clero de Madrid: ‘Oye, tú, despierta'», subrayó De Haro, quien clamó por que el encuentro de jóvenes sea un éxito.

Por su parte, el hermano John, uno de los miembros de la Comunidad de Taizé, y que ha traducido buena parte de sus textos durante más de tres décadas, se sorprendió al «descubrir al hermano Roger de nuevo con este libro». Estas frases cortas reflejan su  pensamiento, sus intuiciones, porque Roger era un hombre de intuiciones«.

Eso mismo es Taizé, que «intenta ir a lo esencial». Una comunidad que busca, explicó «ser signo de reconciliación y de unidad entre los cristianos, pero no como un fin en sí mismo, sino para construir una nueva humanidad». Para eso, también, sirven encuentros como el de Madrid.

Presentó el acto Mónica González Navarro, directora de Narcea y de esta colección, «Palabras con rostro», que también ha seleccionado textos de Pedro Poveda, Teresa de Jesús o Don Bosco. La editora, que visitó hace años Taizé, subrayó la «alegría serena de la fe» que se respira en torno al espíritu de la comunidad, que «abre las puertas a un nuevo Pentecostés».

«Estamos llamados a construir un mundo donde es posible la comunión», concluyó González.

 

Para saber más, pincha aquí:

 

Argüello, entre el público, escucha a los presentadores

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído