Este jueves, de 10.00 a 20.00 horas, tendrá lugar la bendición de animales

La iglesia de San Antón de Madrid honra a su titular con la tradicional venta de panecillos y bendición de animales

Las tradicionales 'Vueltas de San Antón' darán comienzo a las 17.30 horas

La iglesia de San Antón de Madrid honra a su titular con la tradicional venta de panecillos y bendición de animales
El Padre Ángel bendiciendo a una mascota en San Antón

Las tradicionales 'Vueltas de San Antón' -procesión de los fieles con sus mascotas- comenzará a las 17.30 horas. Comenzarán a la salida del templo para recorrer la travesía de San Mateo y las calles de San Mateo, Fuencarral y Hernán Cortés

La iglesia de San Antón de Madrid, situada en la calle de Hortaleza, celebra la fiesta de su titular, san Antonio Abad, con la tradicional venta de panecillos y bendición de animales. Los panecillos se pueden adquirir en la iglesia entre el 15 y el 17 de enero de 10.00 a 20.00 horas.

Además, según informa el Arzobispado de Madrid en su web, este jueves, de 10.00 a 20.00 horas, tendrá lugar la bendición de animales. A las 12.00 horas se celebrará una misa solemne en honor al santo, y a su término habrá eucaristías cada hora, hasta las 18.00 horas.

Las tradicionales ‘Vueltas de San Antón’ -procesión en la que participan los fieles con sus mascotas- darán comienzo a las 17.30 horas. Comenzarán a la salida del templo para recorrer la travesía de San Mateo y las calles de San Mateo, Fuencarral y Hernán Cortés.

Según la memoria de Mensajeros de la Paz, entidad fundada por el párroco de San Antón, el padre Ángel García, esta fiesta se popularizó en el Madrid del siglo XVIII.

En la actualidad las vueltas se han convertido en una especie de desfile por las calles adyacentes al citado templo, con una procesión en la que suelen participar un escuadrón a caballo de la Policía Municipal, las unidades caninas de la Policía Municipal, Nacional y Guardia Civil, perros guías de la ONCE, asociaciones para la defensa de los animales y todas las personas que se acercan con sus mascotas.

La tradición de los panecillos, de los que se reparten unos 80.000, se debe a los que comía el santo ermitaño durante su ayuno y los esfuerzos que hacía por evitar las tentaciones.

La poca humedad de la masa hace que puedan conservarse durante meses. Es tradición que algunos de estos panecillos se envíen a las autoridades civiles y eclesiásticas.

RD/Agencias

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído