Impulsará una "red de comunidades y grupos" ante la falta de vocaciones

El obispo de Osma-Soria impulsa las comunidades pastorales como respuesta a la despoblación

En la última década, sólo se ha ordenado un sacerdote en la dióceis, y actualmente sólo hay dos seminaristas

El obispo de Osma-Soria impulsa las comunidades pastorales como respuesta a la despoblación
Abilio Martínez Varea, obispo de Osma-Soria

La renovación de las parroquias, al inicio del tercer milenio, exige reformular sus estructuras, para que sea una red de comunidades y grupos, capaces de articularse logrando que sus miembros se sientan y sean realmente discípulos

El obispo de Osma-Soria, Abilio Martínez Varea, ha planteado en su primera carta pastoral implantar el proyecto de comunidades pastorales, en las que se integrarán varias localidades de la provincias y sus vecinos tendrán que desplazarse a una misma parroquia.

«Hace algunos años se tendía a la creación de nuevas parroquias para responder mejor a la necesidad de tener un templo y unos salones parroquiales cercanos al lugar de residencia», ha recordado en esta primera carta pastoral, publicada cuando se van a cumplir dos años como obispo de la Diócesis de Osma-Soria.

«La renovación de las parroquias, al inicio del tercer milenio, exige reformular sus estructuras, para que sea una red de comunidades y grupos, capaces de articularse logrando que sus miembros se sientan y sean realmente discípulos y misioneros de Jesucristo en comunión», ha reflexionado.

Con esta nueva distribución, la Diocésis de Osma-Soria quiere afrontar el grave problema de la falta de relevo vocacional en sus sacerdotes, en el que casi dos tercios de los 60 párrocos existentes en la provincia, tienen más de 65 años.

En la última década, sólo se ha ordenado un sacerdote y actualmente sólo hay dos seminaristas.

Monseñor Martínez Varea ha avanzado que en un futuro no muy lejano habrá menos sacerdotes y habrá que hacer una redistribución del clero y un mejor reparto de las tareas pastorales, para lo cual ha pedido generosidad a todos, tanto a los presbíteros como a los fieles.

El obispo de Osma-Soria ha recorrido en su pastoral los a su juicio graves problemas que tienen los habitantes de Soria.

«El individualismo, la carencia de líderes o animadores, la soledad de la mujer, la despoblación y la alta tasa de dad de los pocos habitantes que quedan en muchos pueblos, la desaparición de escuelas…, provoca pérdida de cultura e identidad, falta de autoestima y ausencia de conciencia crítica ante la situación», ha apuntado.

Todo ello, a su juicio, lleva a una pasividad en la participación sociopolítica con el consiguiente empobrecimiento de la provincia.

(RD/EFE)

 



CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído