El colaborador de 'La Civiltà Cattolica' reflexiona sobre la visita de Francisco al correccional de Pacora

Diego Fares, sj: «Quizás haya que ser un detenido para valorar quién es el Papa y lo que hace»

"A veces pareciera que sólo esta gente entiende lo que significa que alguien como él se tome tiempo para nosotros..."

Diego Fares, sj: "Quizás haya que ser un detenido para valorar quién es el Papa y lo que hace"
El Papa escucha atentamente al testimonio de un joven recluso

Sentía el contraste entre el modo como lo reciben y qué piensan de él personas como este chico y lo que expresan (o ni siquiera expresan) otros. La imagen me vino al imaginar a Jesús en Nazaret, con la gente que lo conocía

(Diego Fares, sj).- Francisco fue, como es su costumbre, a un centro de detención de jóvenes, esta vez a «Las Garzas», en Pacora, Panamá. Es un centro modelo que ofrece procesos de resocialización a jóvenes que han delinquido. Allí es obligatorio participar en cursos de formación profesional y de desarrollo humano. Trabaja con ellos un equipo de asistentes sociales, psicólogos y educadores. Algo que siempre soñamos en El Hogar de San José para nuestros jóvenes en situación de calle.

El chico, cuyo rostro no se ve porque no está permitido por ley, le contó su historia al Papa: que desde pequeño siempre había sentido un vacío interior, el de una mirada cariñosa de padre, hasta el día en que encontró esa mirada en Dios. Pero después tropezó -así dijo- y ahora estaba allí cumpliendo su condena. Le contó con voz alegre que soñaba con llegar a ser un gran chef. Algo posible en un instituto como ese.

Francisco lo miraba con mucho cariño y unos oídos así de grandes, como mira y escucha él. En un momento el joven le dijo con toda naturalidad una frase que agarré empezada: «… Que alguien como usted se tome el tiempo para escuchar a alguien como yo, un joven privado de la libertad. ¡No sabe la libertad que siento en este momento!«.

Quizás haya que ser un detenido para valorar quién es el Papa y lo que hace. Quizás es así. A veces pareciera que sólo esta gente entiende lo que significa que alguien como él se tome tiempo para nosotros…

El Papa Francisco es consciente. Le decía a estos chicos que «Jesús no tenía miedo de acercarse a aquellas personas que por mil razones cargaban con el peso del odio social, como en el caso de los publicanos, por su oficio, o porque habían cometido algún error en su vida, equivocaciones, culpas, y por eso eran llamados pecadores. Y mientras había personas que se limitaban a murmurar o indignarse porque Jesús se encontraba con las personas marcadas por algún error social y les cerraban la puerta a la conversión y al diálogo con Jesús, Jesús se acerca y se compromete. Jesús pone en juego su reputación e invita siempre a mirar un horizonte capaz de renovar la vida».

 



Al ver y escuchar estas cosas, mientras sigo por Vatican News el viaje del Papa gracias a mi trabajo para La Civiltà, sentía el contraste entre el modo como lo reciben y qué piensan de él personas como este chico y lo que expresan (o ni siquiera expresan) otros. La imagen me vino al imaginar a Jesús en Nazaret, con la gente que lo conocía. Cómo primero todos alababan al Señor y después la cosa cambió.

Es así, parece. La imagen pública de Francisco está manchada. Los mismos que al comienzo lo aplaudían, exageradamente quizás, como hace no el que te quiere bien sino el que se quiere burlar de otro con el que te contrasta, hoy se ensañan, exageradamente quizás, con él. Y no es que Francisco haya cambiado (¡en lo que ha cambiado ha sido para mejor!).

A veces me vienen ganas de discutir con los que hablan de él sin respeto. Pero no es el caso. Sin embargo hay cosas que decir. Y hoy, leyendo a san Juan Crisóstomo en el oficio de lecturas sobre la conversión de San Pablo, encontré una reflexión sobre Pablo que describe algunas gracias que se ve que el Espíritu le da también al sucesor de Pedro. Vale la pena leerlo.

Para leer el artículo entero, pincha aquí:

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído