¿Qué significa el llamado del Papa a la paz y justicia en el país caribeño?

«Hacer justicia en Venezuela implica que EEUU renuncie a meterse en sus asuntos internos»

"Espero que el episcopado venezolano tome nota del llamado del Papa y de la importancia que da a la paz"

"Hacer justicia en Venezuela implica que EEUU renuncie a meterse en sus asuntos internos"
Bandera desplegada en la JMJ invitando a rezar por Venezuela

De los 35 miembros presentes en el Consejo de Seguridad de la ONU 19 votaron por el respeto del derecho internacional y la no intervención en Venezuela

(Óscar Fortín).- No es la primera vez que el papa habla de dialogo, pero, esa vez, habla de dialogo que se realice en un clima de paz y de justicia. Las dos palabras, «paz» y «justicia», son muy importantes. Ellas implican, por un lado, que la parte opositora no se haga promotora de violencia al sostener guarimbas, tampoco el gobierno a provocar persecuciones sin motivos.

Por otro lado, la justicia a la que se refiere el papa es la que encuentra sus fundamentos en el respeto tanto de la Carta magna de las Naciones Unidas que en la Constitución del Estado venezolano. Hacer justicia es cumplir con ellas.

Recién, el 26 de enero, el Consejo de seguridad de las Naciones Unidas se reunió para debatir de la pertenencia o no de una intervención de los Estados Unidos y sus aliados en Venezuela. La respuesta de los 35 miembros presentes fue que 19 de ellos votaron por el respeto del derecho internacional y la no intervención en Venezuela. Por su voto mayoritario, el Consejo de seguridad dijo no al intervencionismo de EU en Venezuela. Fue una gran decepción por EU y una gran alegría por la mayoría del pueblo venezolano. El CS optó por el dialogo y negociaciones entre las partes.

Esta decisión del CS tiene su importancia en el dialogo, también necesario, que Estados Unidos y Venezuela tendrán que tener para resolver sus problemas de relaciones internacionales. Hacer justicia a Venezuela, en este caso, implica que EU renuncie de forma directa o indirecta a meterse en los asuntos internos de Venezuela.

En cuanto al dialogo interno del gobierno con la oposición se impondrá la Constitución como referente compartido por las dos partes. Los distintos poderes del Estado encuentra su legitimidad en esa constitución. En ese caso, hacer justicia, es conformarse con la Ley fundamental del país. Se trata de una Constitución que se dio el pueblo venezolano por referéndum, el 15 de diciembre 1999. Todos los diferentes tendrán que encontrar sus soluciones en el cumplimiento de esta Constitución.

Estos parámetros, dados por el papa, se imponen como condiciones básicas para que el dialogo sea fructífero. La buena fe de los unos como de los otros será necesaria para asumir plenamente esa paz y esa justicia. Yo espero que el episcopado venezolano haya tomado buena nota de ese llamado del papa y de la importancia que da a la paz sin guarimbas y a la justicia sin fallas a las leyes internacionales como nacionales. Ellos pueden jugar un rol fundamental para abrir el camino a la oposición hacia la paz y la justicia conforme a la Constitution y a la Carta magna de la ONU.

Buena fe y deseo de servir ante todo al pueblo en el respeto de su voluntad (Constitución) y de sus votos.

Para leer todos los artículos del autor, pincha aquí:

 

 



Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído