Escuelas Católicas pide "tranquilidad" porque "Hacienda no ha cambiado de criterio"

Obispos y Gobierno coinciden en el criterio de desgravaciones para los colegios concertados

El Ejecutivo se ha limitado a detallar en qué casos las aportaciones se consideran donaciones

Obispos y Gobierno coinciden en el criterio de desgravaciones para los colegios concertados
Escuelas Católicas Agencias

Sólo son deducibles las aportaciones que se realicen sin recibir a cambio ninguna contraprestación, por lo que quedan excluidos los pagos que hacen los padres por el comedor o las clases extraescolares en los centros concertados

El vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal (CEE), Fernando Giménez Barriocanal, se ha mostrado de acuerdo con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la necesidad de cumplir la ley que regula el régimen fiscal de las donaciones y que afecta a la escuela concertada.

En una rueda de prensa para dar conocer los datos de la asignación tributaria registrados a favor de la Iglesia católica en la última campaña de la renta, Barriocanal se ha referido así a la polémica sobre las deducciones por donaciones en el IRPF que hacen los padres que llevan a sus hijos a los centros concertados.

«Tengo que coincidir en todo con lo que dice la ministra (de Hacienda), hay que cumplir la ley de Mecenazgo que aclara cuál es el régimen fiscal de las donaciones y cuándo se pueden desgravar, dependiendo de quién es el que lo recibe, el destino y las posibles contraprestaciones que puede hacer de las donaciones», ha afirmado.

En este sentido, ha explicado que sólo son deducibles las aportaciones que se realicen sin recibir a cambio ninguna contraprestación, por lo que quedan excluidos los pagos que hacen los padres por el comedor o las clases extraescolares en los centros concertados.

 

 

 

 

Otra cosa -ha continuado- es si la aportación que realizan los padres no da derecho a ninguna contraprestación. «Eso es lo que tienen que determinar los técnicos, no yo».

Barriocanal ha elogiado el papel «fundamental» que realiza la escuela concertada en España, con 60.000 aulas y cerca de 1,5 millones de niños inscritos, lo que supone -a su juicio- un «importante ahorro de la administración gracias al esfuerzo que realizan las instituciones que mantienen estos centros».

Por su parte, el secretario general de Escuelas Católicas, José María Alvira, lanzó este martes un «mensaje de tranquilidad» a las familias que envían a sus hijos a centros concertados, porque a su juicio «Hacienda no ha cambiado de criterio» respecto a la posibilidad de desgravar las aportaciones voluntarias en la declaración de la Renta.

De hecho, Alvira dijo a Servimedia que, en su opinión, se ha levantado una «alarma excesiva» en torno a este tema. «Todo viene de una pregunta parlamentaria del Grupo Ciudadanos a la que el Gobierno ha respondido citando varios textos legales, como debe ser, pero de esta respuesta yo no deduzco que vaya a haber ningún cambio de criterio», indicó.

El Gobierno se ha limitado a detallar en qué casos las aportaciones se consideran donaciones, apuntó, señalando que deben «ser voluntarias, a entidades sin ánimo de lucro y sin implicar una contraprestación a cambio». «Mientras las aportaciones que realicen las familias cumplan estos requisitos, y la mayoría lo hacen, se podrán desgravar», destacó.

(RD/Agencias)

 

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido