Ante la confusión y desorientación doctrinal reinante

Dos cardenales díscolos firman una ‘Declaración de verdades’ para refutar los errores actuales en la vida de la Iglesia

Dos cardenales díscolos firman una 'Declaración de verdades' para refutar los errores actuales en la vida de la Iglesia
El cardenal Burke con el papa Francisco. EP

Los cardenales Raymond Burke y Janis Pujats, junto a otros prelados, han emitido una declaración pública sobre las verdades de la fe para remediar la “casi universal confusión y desorientación doctrinal” que pone en peligro la salud espiritual y la  salvación eterna de las almas en la Iglesia de hoy.

Algunas de las 40 verdades que están explicadas en el documento se refieren implícitamente a afirmaciones hechas por el papa Francisco, mientras que otras son relativas a aspectos confusos que se han suscitado, o intensificado, durante el presente pontificado. Otras abordan los errores morales en la sociedad que están dañando gravemente las vidas, mientras que gran parte de la jerarquía se mantiene al margen.

El escrito de 8 páginas, presentado en varios idiomas el 10 de junio de 2019, lunes de Pentecostés, se titula “Declaración de verdades referentes a algunos de los errores más comunes en la vida de la Iglesia de nuestro tiempo”.

El documento confirma la enseñanza perenne de la Iglesia sobre la Eucaristía, el matrimonio y el celibato sacerdotal.

También incluye, entre las verdades de la fe, que el “infierno existe”, y que las almas que están “condenadas al infierno por cualquier pecado mortal sin arrepentimiento” sufren ahí eternamente; que la “única religión positivamente deseada por Dios” es la que nace de la fe en Jesucristo; y que los “actos homosexuales” y las cirugías de cambio de sexo son “pecados graves” y una “rebelión” contra la ley divina y la ley natural.

Los firmantes de la declaración son el cardenal Raymond Burke, patrono de la Soberana Orden de Malta; el cardenal Janis Pujats, arzobispo emérito de Riga; Tomash Peta, arzobispo de Astana; Jan Pawel Lenga, arzobispo emérito de Karaganda, y Athanasius Schneider, obispo auxiliar de Astana.

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido