Nueva acción propagandística de los independentistas en un templo

Activistas de la ANC se encierran unas horas en la Sagrada Familia

Activistas de la ANC se encierran unas horas en la Sagrada Familia
Los activistas forman un lema, en inglés, a favor de la autodeterminación de Cataluña. EP

La Iglesia catalana, dividida entre separatistas y nacionalistas, es una de las principales plataformas de promoción del independentismo.

Una treintena de personas de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) se encerraron este viernes 14 de junio de 2019 por la noche, durante cinco horas, en el interior de la Sagrada Familia de Barcelona para denunciar «la vulneración de derechos políticos».

La acción de la ANC se inició después de conocerse que el Tribunal Supremo ha denegado la petición del exvicepresidente catalán Oriol Junqueras de salir de prisión para acatar la Constitución ante la Junta Electoral Central como eurodiputado electo, al entender que su desplazamiento posterior a Bruselas pondría en un «irreversible peligro» el proceso penal.

Durante la tarde, centenares de miembros de la ACN repartieron en el entorno de la Sagrada Familia dípticos sobre la situación política que se vive en Cataluña y, posteriormente, un grupo de ellos entró por sorpresa en el interior del tempo.

La ANC ha detallado en un comunicado que, ya dentro de la iglesia, los activistas formaron -con letras que llevaban impresas en sus camisetas- un lema, en inglés, a favor del derecho a la autodeterminación.

Hasta la Sagrada Familia se desplazó una unidad de mediación de los Mozos de Escuadra para hablar con los encerrados, que depusieron su actitud a las once y media de la noche.

La presidenta de la Asamblea, Elisenda Paluzie, ha afirmado en la nota que la decisión del Supremo respecto a Oriol Junqueras es un hecho «muy grave», que incluso podría ser calificarlo como «prevaricación».

Paluzie ha explicado que encierros como los de la Sagrada Familia permiten también dar difusión internacional a la posición de la ANC sobre la situación política catalana.

La Iglesia catalana se muestra frente a sus acólitos en dos formatos: separatista y equidistante. Siempre, eso sí, dentro del marco del nacionalismo. El término equidistante es, además, el adecuado para definir a los arzobispos no separatistas puesto que incluso cuando estos se han posicionado en contra del proceso independentista lo han hecho con palabras muy medidas. La división en el seno de la jerarquía católica catalana es un hecho.

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído