Los clérigos pertenecen a la clausurada asociación Seminario del Pueblo de Dios

Tres curas de Tarragona, apartados del ejercicio público del ministerio sacerdotal

Tres curas de Tarragona, apartados del ejercicio público del ministerio sacerdotal
El nuevo arzobispo de Tarragona, Joan Planellas. EP

La archidiócesis de Tarragona ha declarado este viernes 21 de junio de 2019, por medio de un comunicado, que Pere Fibla, Xabier Segura y Miquel Barcos, clérigos de la clausurada asociación Seminario del Pueblo de Dios (associació Seminari del Poble de Déu) y que, en la actualidad, ejercen distintas tareas pastorales en la archidiócesis, han sido acusados ​​de delitos canónicos.

Asimismo, se ha subrayado que el tribunal eclesiástico nombrado por la Santa Sede para juzgar las acusaciones interpuestas a los miembros de esta asociación ha decretado para todos ellos, a modo de medida cautelar, la «prohibición del ejercicio público del ministerio sagrado hasta que no se llegue a la sentencia canónica».

Bajo esta premisa, el arzobispo Jaume Pujol comunicó el pasado 7 de junio a los acusados que debían «finalizar su servicio en las parroquias» el día 25 de este mismo mes.

Por este motivo, el nuevo arzobispo de Tarragona, Joan Planellas ha relevado de sus cargos a los clérigos mencionados y ha procedido al nombramiento de nuevos administradores para las parroquias.

«Si en algún momento del proceso canónico aparecieran indicios de delito del ámbito penal civil, se comunicaría a la autoridad judicial del Estado», recalca la archidiócesis, que asevera, además, que «la acusación no implica condena» y que «hay que respetar la presunción de inocencia de los acusados». Y es que, si al final del proceso fueran declarados inocentes, «se les reintegraría a otras tareas pastorales».

El pasado mes de abril las diócesis de Barcelona y de Vic suspendieron de sus funciones a cuatro sacerdotes y a un diácono de la extinta asociación Seminario Pueblo de Dios, acusados de permitir en su comunidad mixta las relaciones sexuales al no considerarlas pecados.

El Vaticano ha llevado a los tribunales canónicos a 17 curas en Cataluña relacionados con este grupo, que operó entre 1977 y 2017.

El Seminario del Pueblo de Dios era una asociación privada de fieles que contaba con 80 miembros distribuidos en las diócesis de Vic (Barcelona), Tarragona, Seo de Urgel​​ (Lérida), Barcelona, Bilbao, Segorbe-Castellón, Colonia (Alemania) y Valledupar (Colombia), que el arzobispo de Barcelona y la Congregación para la Doctrina de la Fe disolvió canónicamente tras una investigación de sus actividades que se inició en 2014.

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído