Fratini asegura que el nacionalismo y la independencia no tienen sentido en un mundo globalizado

El nuncio en España dice que acoger e integrar a los migrantes es ‘un deber político’

El nuncio en España dice que acoger e integrar a los migrantes es 'un deber político'
El nuncio en España, Renzo Fratini. EP

En la línea de salida. El nuncio apostólico en España, Renzo Fratini, que este martes 2 de julio de 2019 se despedirá de su cargo, tras diez años como representante del Papa en el país, ha pedido que España «se abra un poco más a la migración» y acoja e integre en sus pueblos vacíos a los migrantes.

«En España hay grupos que dicen ‘no podemos acoger’, pero España sufre de pueblos vacíos, está la vivienda allí, pueden acogerlos, pero el problema es que dicen ‘¿qué hacemos con esta gente? Hay que darle de comer, trabajo’. Pero España es un territorio que es el doble que Italia y tiene pueblos vacíos. ¿Por qué no se abre un poco más a la migración?», ha planteado Fratini en una entrevista. A su juicio, sería «un bien para el país» en un momento de «crisis de natalidad» con unas estadísticas «dramáticas».

En este sentido, el nuncio ha remarcado que la Iglesia está intentando trabajar en la acogida y la integración. Ante las declaraciones del diputado y portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, que reconoció el derecho del papa Francisco a acoger en el Vaticano a cuantos «inmigrantes ilegales sin papeles quiera», Fratini ha respondido que «el Vaticano tiene 44 hectáreas» y, por lo tanto, no hay suficiente espacio aunque sí «puede entrar alguno».

Si bien, ha puntualizado que cuentan con la ayuda de Cáritas, la Comunidad de Sant’Egidio y de los obispos, como el de Turín que, ante el rechazo del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, al desembarco de los 42 migrantes a bordo del barco Sea-Watch 3, ha ofrecido su diócesis para acogerlos.

Por ello, ha insistido en que acoger e integrar a los migrantes es «un deber político». «El verdadero político tiene que tener una mentalidad social, de atención a los pobres», ha añadido. En todo caso, también considera que tiene que realizarse «seleccionando, con un cierto criterio» porque también entiende que los Estados deben «defenderse del mal» y «protegerse de la amenaza del terrorismo».

Por otro lado, Fratini ha constatado en estos diez años como nuncio en España, que ha «empeorado» la situación en Cataluña, sobre todo después del referéndum ilegal de 2017. «Es muy delicado, en los últimos 10 años ha empeorado. Antes había dificultades pero después del referéndum, es más difícil de recomponer, hay que recuperar la unidad del país», ha defendido.

El nuncio recuerda que cuando llegó a España le sorprendió mucho que en algunos actos públicos o en los partidos de fútbol «se pitara a la bandera, que es signo de unidad». «En Italia tenemos problemas de norte y sur pero no pitamos a la bandera. En España hay esta tensión que creo que tiene un origen más sentimental que real», ha apostillado. Para Fratini, en España las comunidades tienen «suficiente autonomía».

Además, aunque considera que «ha aumentado un poco el sentimiento de independencia en Cataluña» en los últimos años, a su juicio, «la mayoría de la gente quiere vivir en unidad» y «no quiere políticos que dividan la sociedad». «Subrayar demasiado el nacionalismo y la independencia no tiene mucho sentido en el mundo globalizado de hoy», ha enfatizado.

Por otra parte, el nuncio ha lamentado el número de mujeres víctimas de la violencia en España y ha precisado que no observa progreso en este sentido con el feminismo. «Ahora con tantos feminismos está aumentado la violencia contra la mujer, entonces ese progreso de la sociedad moderna yo no lo veo, entonces, cuidado porque parece que es una sociedad más libre pero menos respetuosa con las personas», ha precisado.

En este sentido, ha indicado que «no se puede decir que el cristianismo ha favorecido la opresión de la mujer». Por el contrario, ha defendido que «ha ayudado a su liberación». «Hoy se habla mucho del feminismo pero la Iglesia ha intentado siempre transmitir el valor del respeto recíproco en la familia», ha agregado. En concreto, ha reivindicado el «papel propio de la mujer que da la vida».

«Hay que recordar que no somos iguales, cada uno tiene su tarea específica en la sociedad, hemos tenido todos una madre, que no es lo mismo que el papel de un padre. Ahora se quiere transformar todo, se dice que existen los derechos de los homosexuales. Esta idea del derecho también se puede discutir, el derecho hay que fundarlo en el bien, en la justicia y en la verdad porque si no, es un abuso, es una pretensión arbitraria. Tener dos homosexuales que puedan adoptar hijos, la Iglesia no lo acepta porque no tiene fundamento, pero se puede discutir»», ha precisado Fratini.

Sobre el informe de la Fiscalía General del Estado que acusa a la Iglesia de «opacidad» en torno a los casos de abusos, el nuncio en España ha indicado que «la Fiscalía a veces son personas que están detrás ideologizadas».

También ha pedido «no acusar a la Iglesia de ser corrupta». «No es verdad. Los abusos en la Iglesia representan un 3% en todo el mundo. Muchos sacerdotes y obispos están haciendo un bien. Un caso provoca mucho daño pero no generalicemos, no acusemos a todos los sacerdotes de ser pederastas», ha reclamado.

Para Fratini, la Iglesia católica está ahora «al frente de una purificación de la sociedad» e incluso está actuando con «más severidad» que «la sociedad, que el sector de la escuela, del deporte y el cine». En todo caso, reconoce los «errores» cometidos en el pasado como, por ejemplo, los traslados de sacerdotes.

«Antes la Iglesia quería defender –ha sido un error, lo decimos ahora–, la institución, pero en un traslado de un sacerdote la intención era ayudar a esa persona a recuperarse. ¿Si uno comete un error en la vida está condenado para siempre? Pienso que hay que dar la posibilidad de un cambio a las personas», ha opinado el nuncio.

Sobre la recomendación de la Fiscalía de realizar una investigación de los casos de abusos del pasado al igual que han hecho otros países, Fratini ha señalado que es «bastante complicado investigar casos de hace 30 ó 40 años porque la gente ha muerto». También ha insistido en la necesidad de respetar el derecho a la presunción de inocencia.

Acerca de la formación del nuevo Gobierno, el nuncio ha considerado que la época de «los gobiernos de un partido único, ha terminado» en todos los países y ahora tienen que ser «de coalición». «El Gobierno todavía no está formado, ponerse de acuerdo es difícil. En todos los países, los gobiernos tienen que ser de coalición», ha subrayado.

Ante la posibilidad de que un Ejecutivo formado por PSOE y Podemos impulsara la derogación de los Acuerdos con la Santa Sede, Fratini ha reconocido que «hay una cierta preocupación» aunque piensa que «la mayoría» no quiere abolirlos. También ha defendido la Religión en la escuela porque «la mayoría está de acuerdo» con «una educación cívica y religiosa». «La religión no es algo que se puede eliminar», ha afirmado.

El nuncio Renzo Fratini se despide de España sin haber recibido la visita al país del papa Francisco, aunque no descarta que su sucesor lo haga en 2021 pues el pontífice ha recibido varias invitaciones: del obispo de Burgos por el VIII centenario de la Catedral; la de Santiago de Compostela, por el Xacobeo; y la del Santuario de Loyola, por los 500 años de la conversión de san Ignacio. Por el momento, el papa Francisco «no ha dicho ni que sí ni que no». «Esta cuestión se clarificará el próximo año», ha indicado.

En cualquier caso, el pontífice tiene que recibir una invitación de la autoridad del país, y Fratini ha precisado que Pedro Sánchez aún no se ha encontrado con Francisco aunque ha visitado Roma. Creo que nunca ha pedido encontrarse con el Papa. Cuando un presidente del Gobierno va a Roma, normalmente pide una visita de cortesía, «pero imagino que ahora tiene muchas cosas, como formar gobierno», ha zanjado.

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido