EL PESO DE LA FE

Condenan a la superiora del convento a 3 años de cárcel por haber mantenido secuestradas a dos monjas

Condenan a la superiora del convento a 3 años de cárcel por haber mantenido secuestradas a dos monjas
La monja superiora de las Carmelitas Descalzas de Nogoyá, Luisa Toledo. PD

La Justicia argentina condenó a la madre superiora de un convento en la provincia argentina de Entre Ríos por haber mantenido secuestradas a dos religiosas bajo amenazas y con la aplicación de tormentos.

El Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguay sentenció este 5 d ejulio de 2019 de forma unánime a 3 años de prisión efectiva a la ex superiora del convento de Carmelitas Descalzas de Nogoyá, Luisa Toledo, acusada de privación ilegítima de la libertad.

Los jueces, que subrayan que ex superiora fue la «única responsable de privación ilegitima de la libertad agravada por la utilización de violencias y amenazas y por más de un mes», decidieron que permanecerá en libertad hasta que la sentencia quede firme.

El abogado de Luisa Toledo dijo a CNN que la religiosa actuó siempre de acuerdo con las normas, constituciones y ceremoniales que rigen al convento y que la defensa apelará la sentencia.

El fiscal Jorge Gamal Taleb había pedido seis años y 6 meses de prisión, y la defensa dijo que no estaba «acreditada la materialidad de los hechos».

Toledo fue acusada por ex novicias y monjas que estuvieron entre 10 y 25 años en el convento por los malos tratos.

Las dos víctimas que la denunciaron «hicieron saber en forma reiterada de diferentes maneras la decisión de dejar el convento, pero Toledo ignoró, desechó y destruyó los papeles donde demostraban sus intenciones y no les permitió abandonar el recinto».

El Tribunal consideró que Toledo actuó «amenazantemente, incumpliendo e imponiendo castigos corporales que no están habilitados por las normas del convento, constituyen un exceso y algo que la imputada reconoció ante el tribunal».

En tanto, afirmaron que también Toledo «las utilizaba como elementos de sus propias autocorrecciones».

Por otro lado, los jueces indicaron que teniendo en cuenta la edad y estado de salud de la religiosa, condenaron a 3 años de prisión efectiva que «cumplirá en la Unidad Penal 6 de Paraná, cuando la sentencia quede firme».

La religiosa, de 63 años, ingresó en 1991 al convento que dirigió durante una década como la madre superiora «María Luisa» pero fue separada de su cargo por orden de la justicia.

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído