Fratini asegura que su relación con el Gobierno socialista ha sido cordial

El nuncio en España lamenta que sus palabras sobre Franco hayan generado polémica

El nuncio en España lamenta que sus palabras sobre Franco hayan generado polémica
El nuncio apostólico en España, Renzo Fratini. EP

Hay que dejar tranquilos a los muertos. El hasta ahora nuncio apostólico en España, Renzo Fratini, ha aclarado en una entrevista con un medio religioso que nunca ha pretendido interferir en la actividad política.

Fratini ha lamentado que sus declaraciones hayan «generado una cierta polémica», tras el revuelo que se ha desatado tras sus recientes palabras sobre la exhumación de Francisco Franco.

«No pensaba que lo que comenté pudiera suscitar un problema. Si alguien lo interpreta como una injerencia, solo quiero dejar claro que no era mi intención absolutamente meterme en política», ha dicho.

«Sinceramente, hay tantos problemas en el mundo y en España. ¿Por qué resucitarlo? Yo digo que han resucitado a Franco. Dejarlo en paz era mejor, la mayoría de la gente, de los políticos, tiene esta idea porque han pasado 40 años de la muerte, ha hecho lo que ha hecho, Dios juzgará. No ayuda a vivir mejor recordar algo que ha provocado una guerra civil», señaló entonces el arzobispo italiano, que el pasado 2 de julio de 2019 dejó por jubilación su cargo como representante del Papa en España.

Desde la sede de la nunciatura, el embajador de El Vaticano en España ha subrayado, de hecho, que el papel de los diplomáticos de la Santa Sede pasa por «no no tomar posiciones desde el punto de vista político, bajo el criterio de mantener las buenas relaciones con el Estado en el que estamos destinados».

Del mismo modo, ha reiterado que la posición de la Santa Sede sobre el futuro de los restos de Franco ha sido siempre neutral. «La Santa Sede ya ha manifestado que no se opondrá ni será favorable al traslado», ha puntualizado.

Del mismo modo, se ha mostrado sorprendido por lo que se está publicando ahora como «desencuentros» entre la Iglesia y el Gobierno». Por esa razón, ha recordado que él ha sido el propiciador de encuentros Iglesia-Estado como el que mantuvieron la vicepresidenta del Gobierno y el secretario de Estado de El Vaticano, el cardenal Pietro Parolin.

«Yo solo he tenido la oportunidad de hablar por teléfono una vez con la vicepresidenta, y fue una conversación cordial y sincera. Siempre que me han pedido ayuda, me han tenido ahí. Aun así, lamento si mis palabras han generado una cierta polémica», ha asegurado el nuncio Renzo Fratini.

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, ha confirmado que la embajadora de España ante la Santa Sede, Carmen de la Peña, ha entregado el pasado 4 de julio ante el Vaticano la carta de queja de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, por las declaraciones del representante del Papa en España sobre la exhumación de Franco «junto a una nota verbal» y espera la contestación de la Santa Sede.

Según ha precisado el ministro, España y el Vaticano siempre mantienen «contactos diplomáticos». «Para eso tenemos nuestras embajadas, no son solamente entregadores de cartas, las embajadas están allí y todos los días tienen contactos, pulsan las opiniones y transmiten las nuestras», ha añadido.

La embajadora de España ante la Santa Sede, Carmen de la Peña, se ha reunido con el secretario de Relaciones con los Estados, Paul Richard Gallagher, para hacerle entrega de la misiva en la que el Gobierno se queja por las declaraciones de Fratini, quien afirmó que el Ejecutivo pretende «resucitar a Franco» con su exhumación. El Gobierno socialista plantea así una queja «por intromisión en asuntos propios de otro Estado».

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído