UNA SOCIEDAD CRUEL QUE NO CONSIDERA SERES HUMANOS A LAS MINORÍAS

Un niño cristiano es asesinado en Pakistán por su patrón musulmán

Un niño cristiano es asesinado en Pakistán por su patrón musulmán
Badal Masih murió por una deuda de un euro. EP

Atrocidades en Pakistán. Un niño cristiano de 11 años fue asesinado a garrotazos por su patrón, un musulmán, que por el momento está fugado. El homicidio sucedió este jueves 11 de julio de 2019 en Faisalabad. El pequeño se llamaba Badal Masih y trabajaba como recolector de basura en el vertedero de propiedad de Ifran, alias Kalu.

Shareefan Bibi, madre del niño, ha asegurado: «Soy pobre pero tengo fe en Dios. Lucharé para obtener justicia hasta mi último aliento».

Este miércoles el pequeño le pidió a su patrón un préstamo de 180 rupias (1 euro) para gastos de supervivencia de la familia. El jueves el patrón lo retó porque el niño no le había devuelto lo prestado. Entonces Balal volvió a su casa, pidió 150 rupias a su madre y volvió al vertedero para devolver la deuda. A continuación, le comunicó al hombre que no trabajaría más para él.

La afrenta del niño hizo enfurecer al patrón. Como castigo, Ifran y su hermano Akram le pegaron salvajemente, golpeándole en la cabeza con una barra de hierro. Balal murió por los golpes recibidos.

Su madre Shareefan, fue al vertedero porque su hijo no volvía y pudo ver la paliza. Sus gritos desesperados llamaron la atención de los vecinos que alertaron a la Policía.

La mujer realizó la denuncia contra los dos hombres, que escaparon. Según Shareefan, su hijo también habría sido violado.

En declaraciones a la prensa, el ex diputado cristiano Joel Amir Sohotra ha condenado «este acto inhumano de extrema tortura y presunta violación de un menor».

«Esta es la mentalidad enferma de nuestra sociedad cruel que no considera a los miembros de las minorías como seres humanos y por esto los torturan si deciden no obedecer, sabiendo además que nadie defenderá a estas pobres criaturas», ha añadido.

Para el político cristiano, «los pedófilos están arruinando la imagen de Pakistán en el mundo».

«Pido al Gobierno que tome severas medidas contra los culpables y sean entregados a la Policía. Deben ser castigados según la ley», ha aseverado Joel Amir Sohotra.

A su vez, la madre de Balal ha dicho que este «era un niño muy obediente». «Quería ganar algo para echarme una mano en el sustento de la familia», ha detallado.

«Estos crueles patrones truncaron su vida sin motivo. Mis lágrimas se secarán sólo cuando los culpables sean castigados con severidad y condenados a transcurrir toda su vida detrás de los barrotes por el pecado que han cometido contra mi inocente hijo», ha concluido la mujer.

Te puede interesar

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído