Reitera que su posición sobre la exhumación de Franco es la expresada por el cardenal Parolin en febrero

El Vaticano responde al Gobierno que las palabras del nuncio fueron ‘a título personal’

El Vaticano responde al Gobierno que las palabras del nuncio fueron 'a título personal'
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, obsesionada con la exhumación de Franco.

Diplomacia. El Gobierno de España pidió el pasado 4 de julio de 2019 al Vaticano que aclarase si las declaraciones del ya exnuncio, Renzo Fratini, sobre la exhumación de Fracisco Franco se corresponden con la postura oficial de la Santa Sede sobre este asunto. Dos semanas después, tienen la respuesta a la queja formar presentada por la embajadora Carmen de la Peña a Paul Richard Gallagher, secretario de Relaciones con los Estados del Vaticano: las palabras fueron «expresadas a título personal». Así lo ha explicado el director interino de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti.

En una entrevista, Fratini cuestionó la decisión del Gobierno de exhumar a Franco del Valle de los Caídos: «Sinceramente, hay tantos problemas en el mundo y en España. ¿Por qué resucitarlo? Yo digo que han resucitado a Franco«. Unas palabras que escocieron en el Ejecutivo de Pedro Sánchez. «El nuncio se ha manifestado en contra de una ley de nuestro país. Es una injerencia evidente. Un comportamiento absolutamente inaceptable», dijo entonces la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

«Volvemos a reiterar que la posición de la Santa Sede sobre el tema de la exhumación de Franco es clara y ha sido ya expresada oficialmente en la carta que el secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, ha enviado el pasado mes de febrero a la vicepresidenta del Gobierno español, Carmen Calvo, y ulteriormente reafirmada por el secretario general de la Conferencia Episcopal Española», ha añadido Gisotti.

El Vaticano también ha precisado que el arzobispo Renzo Fratini, a través de la prensa, ha indicado que su intención no era meterse en cuestiones políticas internas. «Lamento si mis palabras han generado una cierta polémica. No pensaba que lo que comenté pudiera suscitar un problema. Si alguien lo interpreta como una injerencia, solo quiero dejar claro que no era mi intención absolutamente meterme en política», expresó hace unos días.

Te puede interesar

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído