El Departamento de Estado ha ofrecido 5 millones de dólares a cambio de información sobre su paradero

Sin noticias de Paolo Dall’Oglio, el jesuita italiano secuestrado hace seis años en Siria

Sin noticias de Paolo Dall’Oglio, el jesuita italiano secuestrado hace seis años en Siria
El jesuita Paolo Dall’Oglio. EP

Recompensa por información. Han pasado seis años desde que, el 29 de julio de 2013, el jesuita Paolo Dall’Oglio, fundador del monasterio siro-católico de Mar Musa al-Habashio (situada a 80 kilómetros de Damasco), fuera secuestrado en Siria. Sin embargo, su familia no pierde la esperanza de encontrarle con vida y, ayer, comparecieron en una rueda de prensa en la sede de la Asociación de la Prensa Extranjera de Roma.

En ella, los hermanos del jesuita, Immacolata, Francesca y Giovanni Dall’Oglio, comentaron las muchas informaciones que han recibido durante estos años acerca del paradero de Paolo. Ninguna de ellas ha sido confirmada. «El silencio no implica necesariamente que esté muerto», dijo Francesca a los medios.

Asimismo, los hermanos del religioso recordaron que ha habido otros casos similares, en los que los secuestrados fueron encontrados con vida años después. Por eso, la familia aun conserva las pertenencias del jesuita «para cuando vuelva».

Los hermanos recordaron con especial cariño el encuentro con el papa el pasado 30 de enero en Santa Marta. «Fue un encuentro confidencial», explicó Francesca, en el que Francisco se dirigió a la familia «con palabras de cercanía y profundo afecto a nuestra madre». «Hablar con el papa nos ha dado confianza, nos ha dado esperanza cristiana», aseguró.

A su vez, Antoine Audo, obispo caldeo de Alepo y ex presidente de Caritas Siria, reconoció que «no tenemos ninguna información cierta sobre su suerte y sobre quiénes los raptaron».

«No podemos olvidar», explicó, que Dall’Oglio, de 64 años, «es una personalidad de primer plano de la Iglesia en Siria». Así, el prelado definió al jesuita como «un hombre muy inteligente y que gozaba de un cierto nivel de contactos en el plano local e internacional».

Paolo Dall’Oglio suponía para Siria una «personalidad muy buscada y un gran interlocutor, por lo que esto nos pone ulteriores interrogativos sobre los grupos y sobre las fuerzas que lo raptaron», destacó Audo, si bien todos los indicios señalan a las milicias del Estado Islámico como responsables del secuestro.

En las vísperas del aniversario de la desaparición del jesuita, el Departamento de Estado de Estados Unidos ofreció un total de 5 millones de dólares de recompensa a cambio de información sobre el paradero de Dall’Oglio, así como de otros cuatro religiosos que han desaparecido en el país. Ante este hecho, la hermana del sacerdote manifestó que espera «que esta oferta ayude a derribar el muro de silencio» que existe en torno a este secuestro.

Te puede interesar

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído