Sor Maria Mucci ha sido durante años la cocinera de la residencia donde vive el pontífice argentino

El papa Francisco se escapa del Vaticano para visitar a una religiosa enferma

El papa Francisco se escapa del Vaticano para visitar a una religiosa enferma
Bergoglio y la hija de la caridad enferma. EP

Una visita inesperada. El papa Francisco se escapó durante unas horas de los muros vaticanos. El domingo 28 de julio de 2019, por la tarde, la comunidad Regina Mundi de las Hijas de la Caridad recibió por sorpresa a Jorge Mario Bergoglio, que se desplazó hasta allí para visitar a sor Maria Mucci, una de las monjas mayores, quien sirvió durante años como cocinera en la residencia de Santa Marta –donde vive el pontífice–.

Así lo ha relatado en su perfil de Facebook el superior general de la Congregación de la Misión, Tomaz Mavric. «Nuestras queridas hermanas fueron sorprendidas por un visitante extraordinario: el mismo papa Francisco», que «contempló la reliquia de la camiseta manchada de sangre de San Juan Pablo II» tras el atentado que sufrió en 1981. La camiseta fue regalada a las hermanas en el Jubileo del año 2000, pues una de ellas la encontró fuera del quirófano donde fue intervenido el pontífice polaco.

Al final de la visita, Bergoglio bendijo a las hermanas, empleados e invitados de la casa, y regresó al Vaticano.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído