Josep Colomer Busquets es autor de un poema a favor del independentismo catalán

Un cura define a Cataluña como ‘la hija malquerida y despreciada’ de España

Un cura define a Cataluña como 'la hija malquerida y despreciada' de España
El cura Josep Colomer Busquets y su polémica obra. EP

Unos horribles ripios supremacistas. Josep Colomer Busquets es el párroco de una iglesia de Premiá de Dalt, municipio situado a unos 20 kilómetros de Barcelona. Es autor del poema «Estimem la nostra llengua» (amamos nuestra lengua), en el que define a Cataluña como «la hija malquerida y despreciada» de la «madastra España» porque obliga a los catalanes a hablar en español como «en los años cuarenta y sesenta».

Esta polémica obra del anciano cura separatista está dirigida a los vecinos del barrio del Barato de la localidad de Vilasar de Mar, cercana a Premiá de Dalt, con motivo de su fiesta mayor que se celebra cada año a principios de agosto.

«Cataluña no tiene madre. Cataluña tiene madrastra, Cataluña es la hija malquerida, es la hija despreciada. ¡Porque si España es la madre!, ¿quiénes son nuestros hermanos? Si por todas partes de España se murmura de los catalanes», señala Colomer en su cháchara en verso.

«¿Qué somos nosotros?, ¡Absolutos, explotadores, egoístas! Nos miráis con desprecio y nos decís… ¡separatistas!, ¡Separatistas! ¿Por qué? Somos acogedores de todo tipo, pero Cataluña está de luto, porque los años cuarenta y sesenta nos decían… ‘Hable Usted Español‘», prosigue, en alusión a un supuesto señalamiento del resto de españoles contra los independentistas catalanes.

En las siguientes estrofas, el párroco apuesta por el victimismo separatista para criticar al resto de España: «Si estamos dentro Cataluña nadie nos podrá privar, ni con todas las amenazas, que hablemos en catalán. Respetamos las otras lenguas, pero la nuestra también, que un pueblo sin lengua se puede decir que no tiene nada. Un pueblo que canta, que baila, que ríe, llora, gime y trabaja… ¡y no sé qué delito tiene!».

«Así que… regiones de toda España, si sois nuestros hermanos, no nos critiquéis como hasta ahora se ha hecho siempre con los catalanes. Porque Cataluña es nuestra madre, y no la queremos abandonar. Y si para conservar nuestra cultura y lengua, separatistas hay que ser, viva Cataluña libre, pues amamos el catalán», concluye el poema.

Josep Colomer Busquets es uno de los muchos miembros de la Iglesia catalana que apoyan al separatismo y que se resisten a jubilarse.

Este sacerdote independentista nació en 1933 en Mataró (Barcelona) y estuvo cuatro años como párroco en la Basílica de Santa María del citado municipio. Poco después decidió trasladarse a Premiá de Dalt a la edad de 65 de años, a la Parroquia Sant Pere. Desde entonces lleva 20 años en esta localidad, y sin dar síntomas de retirarse.

El apoyo de Colomer al separatismo catalán es evidente, al igual que el de otros miembros y dirigentes de la Iglesia catalana desde el referéndum ilegal del 1-O. Son numerosas las parroquias adornadas, en la fachada y en ocasiones en el interior, con símbolos en apoyo a los golpistas presos. Hasta en varias celebraciones religiosas se ha pedido rezar por los ex dirigentes secesionistas encarcelados.

Te puede interesar

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído