La atracción permite una mejor apreciación desde la altura de los motivos artísticos del techo del edificio

La histórica Catedral de Norwich instala un tobogán para atraer a los fieles

La histórica Catedral de Norwich instala un tobogán para atraer a los fieles
El tobogán instalado dentro de la Catedral de Norwich. EP

Las últimas ocurrencias de los anglicanos. Si la semana pasada era la Catedral de Rochester la que instalaba un minigolf, esta semana ha sido la histórica Catedral de Norwich (en el este de Inglaterra) la que ha decidido tomar una drástica decisión para atraer a los fieles.

Un tobogán de 15 metros de altura ha sido instalado en el templo, con el objetivo de permitir una mejor perspectiva de los motivos del techo del edificio. Los responsables del espacio religioso ponen así en práctica una novedosa iniciativa con la que buscan atraer a más visitantes al recinto.

El impulsor de la idea ha sido el reverendo de la propia catedral Andy Bryant. Visitó la Capilla Sixtina, en la Ciudad del Vaticano, y al contemplar los increíbles frescos del techo del edificio pensó: «Esto es increíble, pero en realidad el techo de la Catedral de Norwich es igualmente maravilloso».

«[En Norwich] tenemos una de las más grandes colecciones de salientes en tejados del norte de Europa. El problema es que esos motivos están tan altos que la mayor parte de la gente no tiene la oportunidad de llegar a apreciarlos», explicó Bryant.

«Y así nació la idea, como una forma de permitir a las personas apreciar estos salientes de arte exquisito, que son algunas de las piezas más hermosas talladas en piedra y que albergan también una historia en su interior, que es la historia de la Biblia», añadió el reverendo. Los salientes del tejado de la catedral datan del siglo XV, cuando el edificio fue reconstruido tras un fuego.

La atracción estará abierta a todas aquellas personas que quieran acercarse hasta el próximo domingo 18 de agosto de 2019 y forma parte de una iniciativa misionera de once días llamada Seeing it Differently (Verlo diferente), según informa la Iglesia de Inglaterra en su página web.

El montaje del tobogán llega después de que otra catedral británica, la de Rochester, en Kent, instalara un campo de golf en su nave central. La moqueta de hierba sintética permanecerá durante todo el mes de agosto con el objetivo de incrementar las visitas al espacio religiosos.

Rachel Phillips, una de las canónigas de la catedral, aseguró que el edificio es ahora frecuentado por un 80% de personas más que en el mismo período de 2018. «La catedral está llena de personas que juegan al golf. Es fantástico. Cuando llegan, descubren todo lo que la catedral puede ofrecerles, y muchas de estas personas no habían venido antes; ahora todas dicen que volverán», aseguró.

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído