Una nueva ley levanta temporalmente la prescripción de los delitos sexuales cometidos hace décadas

Se disparan las denuncias por abusos a menores por parte del clero en Nueva York

Se disparan las denuncias por abusos a menores por parte del clero en Nueva York
El cardenal Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York. EP

Una avalancha de demandas. Docenas de personas que fueron víctimas de abusos sexuales por parte de la Iglesia católica en el estado de Nueva York cuando eran niños han decidido denunciar a la institución tan solo un día después de que una nueva ley temporal habilitara el levantamiento de la prescripción durante un año de casos antiguos.

Más de 70 personas han emitido querellas contra la Iglesia local, según el recuento de los juzgados del condado de Nueva York. La mayoría de las denuncias son contra curas que abusaron de los demandantes cuando eran niños y contra otros curas que encubrieron los hechos.

La legislación, conocida como Child Victims Act (Ley de Víctimas Infantiles), levanta durante un periodo de un año las limitaciones que impedían que los abusos ocurridos décadas atrás fueran denunciados. La aprovación de este decreto pretende animar a miles de víctimas a denunciar los abusos que sufrieron cuando eran niños en colegios, iglesias y grupos de jóvenes.

Esta medida supone que las personas de cualquier edad dispondrán de un año para interponer demandas con caracter retroactivo a los supuestos agresores.

La legislación actual modifica «las leyes anticuadas de Nueva York para garantizar que los perpetradores rindan cuentas por sus acciones, independientemente de cuándo ocurrió el delito», como ha explicado en un comunicado la oficina del gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, después de que se promulgara la medida el pasado mes de febrero.

El bufete de abogados Weitz & Luxenberg calcula que, solo en la ciudad de Nueva York, se presentarán cerca de 400 demandas tras la entrada en vigor de la Ley de Víctimas Infantiles. En todo el estado, la firma dice representar a más de 1.200 personas que fueron víctimas de abusos sexuales en su infancia.

Por su parte, otro grupo de firmas de abogados ha indicado que representará al menos a 170 demandantes en todo el estado, en su mayoría contra la Iglesia católica.

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído