Se trata del templo católico más emblemático de la República Checa

Un taller español fabrica el futuro órgano de la Catedral de San Vito en Praga

Un taller español fabrica el futuro órgano de la Catedral de San Vito en Praga
El taller de Gerhard Grenzig se ha convertido en un referente de la producción de órganos. EP

Da en la tecla. La Iglesia católica checa ha encargado a la empresa española Gerhard Grenzing la fabricación de un nuevo órgano para la Catedral de San Vito en Praga.

«Era nuestro deber, en estos tiempos de paz y libertad, llevar a término el legado de nuestros antecesores, sobre todo el padre de la patria Carlos IV, y acabar esta catedral de manera simbólica», dijo en un comunicado el cardenal arzobispo de Praga, Dominik Duka, en relación al hecho que el templo sólo tenía un órgano provisional.

El nuevo instrumento tendrá 97 registros y pesará más de 20 toneladas. Su coste total será de tres millones de euros. Este importe será en parte financiado mediante una campaña nacional de donativos.

Está previsto que el instrumento, que se instalará en el coro que hay sobre la entrada del templo, empiece a sonar en octubre de 2019. Cuando esté instalado en la catedral, habrá culminado un proceso de más de dos años de intenso trabajo.

Gerhard Grenzing ha fabricado 138 órganos, entre ellos los de la Catedral de Bruselas y Santa María la Real de la Almudena de Madrid, y ha restaurado más de 90 instrumentos históricos.

Las creaciones del taller Grenzing se encuentran por todo el mundo. En Colombia, restauró y amplió el órgano creado por Aquilino Amezúa en la Catedral de Bogotá. En la de México restauró dos de los mayores órganos ibéricos del mundo. En la Maison de Radio France, uno de los grandes auditorios de París, creó un órgano con toda la tecnología del siglo XXI.

En el mundo del órgano, los instrumentos de Grenzing son reputados por su versatilidad, su tecnología y su fiabilidad.

El órgano de la Catedral de Praga es el más grande que se ha hecho en su taller hasta la fecha. El tubo más pequeño tiene siete milímetros de largo mientras que el mayor más de siete metros.

Lo tubos metálicos son de aleación de estaño y plomo, entre otros metales. Pero también los hay de madera, material que aparece por todo el mueble y los mecanismos. Hasta treinta variedades de árboles diferentes se entremezclan en función de la utilidad de cada pieza.

Además, hay tejidos que van desde el fieltro hasta las pieles de diferentes animales para hacer los fuelles que insuflan el aire. Una absoluta locura para construir un laberinto de tubos, teclas, válvulas, resortes, varillas y un sinfín de mecanismos que, al final, tienen que sonar y responder al virtuosismo de los intérpretes para emocionar al público.

En el caso del órgano de Praga, además, la fachada irá decorada con cristales de Bohemia.

La Catedral de San Vito forma parte del conjunto artístico monumental del Castillo de Praga y es la mayor muestra del Arte gótico de la ciudad.

El templo, aunque católico, es de propiedad estatal desde el inicio de su construcción en el siglo XIV. Alberga la tumba de Wenceslao IV, las Joyas de la Corona, y es el lugar de coronación de los reyes de Bohemia.

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído