La Justicia archiva el caso

El cardenal Omella es declarado inocente de una acusación de falsedad documental

El cardenal Omella es declarado inocente de una acusación de falsedad documental
El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, en la Ciudad de la Justicia. EP

Inocencia probada. La Justicia ha archivado las diligencias previas incoadas contra el cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, por la denuncia de un cura expulsado del sacerdocio que le acusaba de injurias y falsedad en documento privado. El prelado declaró ante la juez el pasado 12 de julio de 2019 y aportó información sobre la expulsión del sacerdote, apartado de la Iglesia por romper el celibato y tener un hijo, extremos que este niega.

«Contrariamente a lo que se afirma en el escrito de querella, el querellado señor Omella no tuvo ninguna intervención oficial en el procedimiento canónico que se siguió contra el querellante y que finalizó con la imposición de la pena de dimisión del estado clerical», señala la juez en un texto al que ha tendio acceso la prensa. Según la responsable del tribunal, el cardenal arzobspo de Barcelona «ni lo promovió, ni lo inició, ni participó procesalmente en el mismo en forma alguna ni tomó parte de la decisión última».

En su auto, la juez considera «un hecho indiscutido» que el querellante solicitó a Omella que enviara documentos a la Congregación para el Clero en Roma que él había redactado en su defensa y contrariamente a lo que se afirma en la querella, documentalmente se ha acreditado que el purpurado «así lo llevó a cabo». La juez también dice en su auto de archivo que no existió ningún delito de injuria o trato degradante respecto del querellante.

«No sustentándose en ningún elemento objetivo los hechos contenidos en el escrito de querella, procede sin más trámites al archivo de la causa», resume. Fuentes del Arzobispado de Barcelona han resaltado que el auto «prueba la inocencia del cardenal». Omella ya afirmó, tras declarar el pasado día 12 de julio en el juzgado, que estaba «contento» y «confiado» en que todo iría bien.

El cura que acusó al el cardenal arzobispo de Barcelona fue expulsado del sacerdocio por la Congregación del Clero del Vaticano a finales de 2017 por «inobservancia» del celibato y «concepción y posterior nacimiento de prole». No obstante, el excura niega estos hechos de los que le acusó la Iglesia y que presuntamente cometió cuando ejercía en la diócesis madrileña de Alcalá de Henares. Asimismo, asegura que su expulsión del sacerdocio le ha causado perjuicios morales y económicos. Si bien los hechos sucedieron en otra diócesis, cuando la Iglesia procedió a su expulsión el sacerdote se encontraba en la diócesis de Omella, y fue este quien le comunicó que se le apartaba del magisterio.

Te puede interesar

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído