El purpurado colombiano José de Jesús Pimiento tenía 100 años y conoció a siete papas

Fallece el cardenal más viejo del mundo

Fallece el cardenal más viejo del mundo
El cardenal José de Jesús Pimiento. EP

Recordado por su aporte a la paz. El cardenal colombiano José de Jesús Pimiento, que a sus cien años era el más viejo del mundo y ejerció su ministerio bajo siete papas, falleció el martes 3 de septiembre de 2019.

«Los obispos católicos de Colombia lamentan el fallecimiento del señor cardenal José de Jesús Pimiento Rodríguez, arzobispo emérito de la Arquidiócesis de Manizales», publicó en su cuenta de Twitter la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC).

Según el episcopado colombiano, «el deceso del cardenal, de 100 años de edad, sucedió este martes 3 de septiembre en horas de la tarde».

«El prelado se destacó por su aporte a la paz del país desde lo académico y con acciones orientadas a sensibilizar sobre el bienestar común y el desarrollo», apuntó la CEC.

Julio Cesar Pimiento, sobrino del purpurado, dijo a los periodistas que el cardenal arzobispo emérito, que estaba delicado de salud, sufrió un infarto este martes en la ciudad de Floridablanca, en el departamento de Santander, donde pasó sus últimos años.

Pimiento nació en el municipio de Zapatoca (Santander) el 18 de febrero de 1919 y fue ordenado presbítero el 14 de diciembre de 1941.

Fue nombrado obispo auxiliar de Pasto por el papa Pío XII y, cuatro años después, Juan XXIII lo trasladó a la sede de Montería, desde donde posteriormente pasó a la Diócesis de Garzón-Neiva.

Entre 1962 y 1965 participó en las sesiones del Concilio Vaticano II y en 1972 fue elegido presidente de la CEC, cargo que ocupó hasta 1978.

En mayo de 1975 fue nombrado por Pablo VI titular de la sede arzobispal de Manizales, que gobernó durante 21 años hasta 1995, cuando por edad presentó su dimisión a Juan Pablo II.

Fue creado cardenal en el consistorio del 14 de febrero de 2015 por el papa Francisco, que lo incluyó entre 15 nuevos «cardenales no electores».

En esa oportunidad, los obispos colombianos indicaron que la elevación de José de Jesús Pimiento a la dignidad cardenalicia era «un reconocimiento a su vida y ministerio pastoral».

Debido a su avanzada edad, el purpurado, en ese momento de 96 años, no pudo viajar a Roma para recibir las insignias cardenalicias de manos del papa Francisco, por lo que el acto tuvo lugar en la Catedral Primada de Colombia.

Pimiento pasó los últimos años de su vida en la Casa San José, un lugar de retiro para sacerdotes ubicado en Floridablanca.

Pese a que la Iglesia ordena que el entierro de un obispo sea en el último lugar en donde ejerció su labor que, en el caso del purpurado, sería Manizales, su sobrino manifestó que la voluntad del cardenal Pimiento era ser sepultado en Bucaramanga, capital de Santander.

Tras el fallecimiento de José de Jesús Pimiento, Colombia se queda con dos cardenales: el cardenal Rubén Salazar, arzobispo de Bogotá, y Pedro Rubiano, quien también fue arzobispo en la capital del país.

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído