Concluye la XI Asamblea Plenaria Ordinaria de la Pontificia Comisión para la Protección de Menores

El Vaticano estudia cómo proteger de los abusos a los adultos vulnerables

El Vaticano estudia cómo proteger de los abusos a los adultos vulnerables
La plaza de San Pedro en el Vaticano. EP

Prevención del abuso sexual. La Pontificia Comisión para la Protección de Menores concluyó este domingo 15 de septiembre de 2019 en Roma, su XI Asamblea Plenaria Ordinaria con una atención «significativa al concepto de adulto vulnerable», según se lee en un comunicado de prensa difundido al finalizar el encuentro.

La reunión de esta Comisión creada por el papa Francisco en 2014 para establecer iniciativas de protección de menores en la Iglesia, se inició el viernes 13 con la escucha del testimonio de un hombre de Brasil que sufrió abusos por parte de su familia y del clero.

Según el comunicado, los miembros de la Asamblea Plenaria llegaron a Roma unos días antes del inicio de la reunión para mantener una serie de encuentros en diferentes dicasterios con el objetivo de facilitar su trabajo en todos los niveles dentro de la Iglesia.

«Sigue existiendo una necesidad de que la cultura de protección y la misión de protección estén, y se les vea, de forma sistemática en la vida de la Iglesia a lo largo del mundo», se indica en el comunicado.

La Pontificia Comisión centró sus esfuerzos en una serie de áreas concretas: el trabajo con los supervivientes de los abusos, formación y educación y el establecimiento de líneas guía y normas de protección.

«Nuestro trabajo con los supervivientes continúa», se subraya en el comunicado, «por medio de diferentes estrategias, mediante el establecimiento de plataformas de escucha en la Iglesia de las voces de personas que han sufrido abusos, y trabajando para integrar las voces de las víctimas-supervivientes en la vida y en la misión de la Iglesia».

Además, «se continúa ofreciendo formación y educación de diferentes maneras a lo largo del mundo como respuesta a las peticiones de las conferencias episcopales, diócesis, institutos de vida consagrada, sociedades de vida apostólica, movimientos eclesiales y asociaciones».

Por último, se indica que «a la vista de este momento particular de la historia de la Iglesia y de la próxima celebración del 30 aniversario de la Convención para los Derechos del Niño de Naciones Unidas, la Pontificia Comisión para la Protección de Menores renueva su inquebrantable compromiso para contribuir a hacer del mundo un lugar seguro para los niños y las personas vulnerables».

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído