El titular de la diócesis de Orán es aficionado al atletismo desde joven

Un obispo disputará la Media Maratón ‘Via Pacis’ representando al Vaticano

Un obispo disputará la Media Maratón ‘Via Pacis’ representando al Vaticano
El obispo francés Jean-Paul Vesco competirá bajo los colores de la Athletica Vaticana. EP

Una carrera por el diálogo. El obispo dominico francés Jean-Paul Vesco participará como atleta en la Media Maratón ‘Via Pacis’ de Roma el próximo 22 de septiembre de 2019. El actual obispo de Orán, en Argelia, está implicado en el diálogo con el mundo islámico y está preparado para recorrer los 21 km de la prueba junto a 7.000 corredores más. Eso sí, será el único prelado.

La carrera servirá para expresar el diálogo entre las religiones, saldrá de la Vía de la Conciliación junto al Vaticano y pasará por delante de los principales lugares de culto de las diferentes religiones, incluyendo una sinagoga y una mezquita. El obispo competirá bajo los colores de la Athletica Vaticana, la selección deportiva oficial de la Santa Sede de la que forma parte junto a otros 30 corredores.

Algunos de los representantes vaticanos harán con sus familias la carrera no competitiva de 5 km. Entre los atletas habrá guardias suizos, gendarmes, representantes de los diversos servicios de la Santa Sede, prelados y también la estrella del equipo, Marie-Théo, religiosa dominica francesa. El equipo vaticano acompañará a la cooperativa Auxilium que apoya a niños y madres que han vivido situaciones difíciles, así como a algunos jóvenes con discapacidad intelectual.

Jean-Paul Vesco es aficionado al atletismo desde joven y ahora siente que «quien corre reza dos veces», asegura parafraseando a san Agustín. De niño participó en campeonatos de campo a través y en la universidad participó en la media maratón de Berlín y en las maratones de Lyon, París y Nueva York, donde, en 1989, estableció su récord de 2 horas 52 minutos.

Con este deporte descubrió «que la motivación para correr un maratón no es competir con los demás, sino escucharte a ti mismo». Su entusiasmo le llega a soñar que en los Juegos Mediterráneos de 2021, que se celebrarán en Orán, la Athletica Vaticana pueda estar presente, aunque no gane medallas, pero aportando «a través del deporte, un mensaje de paz y diálogo entre diferentes religiones y culturas».

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído