La Iglesia católica ha excomulgado a Pablo de Rojas

El autoproclamado obispo de Bilbao lleva escolta y tiene mayordomo

El autoproclamado obispo de Bilbao lleva escolta y tiene mayordomo
La Basílica de Begoña, en Bilbao. EP

Obispeo ilícito. Pablo de Rojas se autoproclama obispo. Natural de Linares, de familia pudiente, se ubicó en Bilbao y allí lleva casi 11 años. Desde entonces, ejerce de cabeza de su propia Iglesia para un puñado de seguidores.

Atiende a la prensa solo con una condición, que sea en uno de los hoteles más prestigiosos de la ciudad.

El supuesto obispo de Bilbao no reconoce a ningún papa, dice Rojas, «porque no son legítimos sucesores de san Pedro».

Va por libre, e incluso critica a la Iglesia católica a la que juzga de «demasiado moderna». Aunque asegura que tiene «una buena relación con la curia».

Sigue el rito preconciliar, da la misa en latín, en pisos céntricos de Bilbao. Obliga a las mujeres a llevar el cabello tapado. «Nosotros nos acogemos en primer lugar al estado de necesidad reinante en la Iglesia».

Siempre va acompañado porque no sale de casa sin sus dos escoltas. Tiene hasta sirvienta con cofia, y un mayordomo.

El Obispado de Bilbao le ha excomulgado recientemente y ha pedido a los fieles en un comunicado que no le sigan.

Pablo de Rojas está «a todos los efectos, fuera de la comunión con la Santa Iglesia Católica». Así lo ha decretado el verdadero y único obispo de Bilbao, Mario Iceta.

«Esta decisión no me ha molestado», asegura Rojas. El autoproclamado obispo lleva oficiando desde 2008, sin permiso.

 

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído