Protestas violentas en el centro histórico de Quito

Colectivos feministas amordazan una imagen de la Virgen en Ecuador

Colectivos feministas amordazan una imagen de la Virgen en Ecuador
Protesta por la negativa de la Asamblea Nacional a dar paso a una iniciativa para despenalizar el aborto. EP

La violencia de la imposición ideológica. El pasado 17 de septiembre de 2019 la Asamblea Nacional de Ecuador rechazó la despenalización del aborto para casos de violación, incesto y malformación del bebé en el vientre materno (sólo 65 de los 137 diputados apoyaban la propuesta; se necesitaban 70 votos).

Tras la victoria provida, colectivos feministas realizaron una serie de protestas violentas en el centro histórico de Quito. Entre otros lugares, ensuciaron con pinturas el Palacio presidencial.

El viernes 20 de septiembre, una docena de monumentos del centro también amanecieron amordazados y atados con cintas de color verde (color elegido recientemente por los lobbies abortistas en los países hispanoamericanos). Entre esos monumentos estaba una imagen de la Virgen María a la que tapaban todo el rostro.

«De madrugada hicimos el pañuelazo donde nos tomamos algunos monumentos significativos en puntos estratégicos alrededor de la Asamblea», dijo una representante de las abortistas. Las autoridades retiraron las cintas unas horas después.

El mismo viernes 20 por la noche, las feministas pro-aborto se manifestaron con pintadas y grafitis en el centro de Quito.

Las autoridades realizaron el sábado 21 una intervención inmediata para arreglar los daños y el director del Instituto Metropolitano de Patrimonio, Raúl Codena, pidió a las abortistas que se expresaran sin dañar ni ensuciar el patrimonio de la ciudad.

Una asociación provida, el Frente Joven Ecuador, comentaba así los hechos el 21 de septiembre en su cuenta de Facebook: «El mensaje [de las feministas abortistas] es claro, nunca se quiso debatir propuestas positivas para las mujeres sino imponer una ideología del descarte donde las víctimas quedan indefensas: las niñas en una espiral de violencia y el abandono de la mujer. Denunciamos todo acto violento que no concilia un trabajo en equipo en pro de las víctimas de abuso y aborto. Hacemos también un llamado a la prensa a informar desde la verdad de la noticia, mostrando el mensaje real en torno al debate que buscaba legalizar el aborto en diferentes causales entre las que se encontraba la malformación congénita sin restricción de fecha. Bajo estos disturbios que se han manifestado exhortamos a las autoridades a trabajar en conjunto por las víctimas y que los medios de comunicación muestren el rostro del problema social que viven nuestras niñas y mujeres. […] ¡Ni víctimas de violación, ni víctimas de aborto!»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído