El mandatario defiende que los derechos de las personas no emanan de los gobiernos sino de Dios

El presidente Trump pide que se pongan fin a la persecución religiosa en el mundo

El presidente Trump pide que se pongan fin a la persecución religiosa en el mundo
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. EP

Maltratados por su fe. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha defendido que los derechos de las personas no emanan de los gobiernos sino de Dios y ha llamado a poner fin a la persecución religiosa en todo el mundo en un acto en los márgenes de la Asamblea General de la ONU.

«Nuestros derechos no emanan del Gobierno, emanan de Dios», ha señalado Trump en el encuentro «Llamamiento global para proteger la libertad religiosa».

«Hoy, con una voz clara, Estados Unidos llama a las naciones del mundo a poner fin a la persecución religiosa», ha reclamado, denunciando que el 80 por ciento de la población mundial se enfrenta a restricciones a la libertad religiosa.

«Estados Unidos siempre será una voz para las víctimas de la persecución religiosa, en todas partes. No importa donde vayan, tienen un lugar en los Estados Unidos», ha asegurado el mandatario en su discurso.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, ha presentado a Trump y ha subrayado que en varios países –todos adversarios de Estados Unidos incluidos Irán, China, Nicaragua y Venezuela– las libertades religiosas están siendo atacadas.

Asimismo, se ha referido al sufrimiento de los yazidíes, una minoría religiosa iraquí que fue masacrada por el Estado Islámico.

La administración Trump destinará 25 millones de dólares para proteger la libertad religiosa.

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído