El recinto monumental cuenta con la cruz más alta del mundo

Se agotan las entradas por internet al Valle de los Caídos hasta el mes de enero

Se agotan las entradas por internet al Valle de los Caídos hasta el mes de enero
El Valle de los Caídos. EP

A la espera de que el monumento pueda abrir el próximo martes –29 de octubre de 2019– tras los trabajos de exhumación del general Francisco Franco, las entradas por internet para acceder al recindo del Valle de los Caídos están agotadas hasta, al menos, el mes de enero.

Aún no se encuentran visibles los meses posteriores a enero de 2020, para poder seleccionar una fecha concreta en la página web de venta oficial de entradas de Patrimonio Nacional.

Sin embargo, la opción de venta de entradas de forma física sigue estando habilitada, según señalan fuentes del monumento, aunque no confirman si en este formato quedan entradas disponibles.

Los datos del Patrimonio Nacional muestran que 378.875 personas visitaron el recinto del Valle de los Caídos durante el año 2018, un 33,75% más que durante el año 2017.

La venta de entradas se multiplicaron desde el anuncio del Gobierno de Pedro Sánchez de exhumar los restos del ex jefe del Estado, proceso que se aceleró en el mes de agosto con el decreto ley para modificar la Ley de Memoria Histórica.

El Valle de Cuelgamuros acoge a la cruz más alta del mundo: 150 metros de altura. Mide cinco veces más que el Cristo del Corcovado de Río de Janeiro (30 mentros), y 60 metros más que la estatua de la libertad de New York y lo mismo que Torre Picasso en Madrid.

Por dentro, la cruz está hueca. Tiene un pequeño ascensor y unas escaleras de caracol que llegan hasta los brazos. Éstos miden 23 metros en cada dirección, con lo que son miles de toneladas de hormigón, granito y hierro suspendidas en el aire. Se dice que, por dentro de los brazos, podrían cruzarse dos coches sin rozarse.

Las cuatro figuras colosales de la base de la cruz son obra del escultor Juan de Ábalos y representan a los cuatro evangelistas. Miden alrededor de 28 metros.

La base de la cruz lleva en torno a 10 años cerrada por falta de mantenimiento y de inversión. Por eso tampoco funciona el funicular, porque está prohibido acceder arriba.

La basílica del Valle de los Caídos es el templo subterráneo más largo del mundo, con sus 262 metros de longitud.

La cúpula de la basílica está recubierta por un mosaico, obra del artista catalán Santiago Padros, compuesto por 6 millones de teselas.

Desde 1958, la custodia del conjunto monumental del Valle de los Caídos está encomendada a los monjes benedictinos, que vinieron desde Santo Domingo de Silos (Burgos). Actualmente son algo más de 20 y su cometido es rezar por los caídos de ambos bandos de la Guerra Civil Española, por la paz, la reconciliación y la unidad de España.

Hasta los años 90, el Valle era uno de los monumentos más visitados de España, con cerca de un millón de visitantes anuales.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído