No es la primera vez que Francesc Pardo muestra su afinidad con el independentismo

¿La Iglesia española piensa hacer algo? El obispo de Gerona insiste en pedir la liberación de los golpistas encarcelados

¿La Iglesia española piensa hacer algo? El obispo de Gerona insiste en pedir la liberación de los golpistas encarcelados
El obispo de Gerona, Francesc Pardo. EP

Fiel a su independentismo deshinibido, el obispo de Gerona, Francesc Pardo, ha vuelto a pedir la liberación de todos los golpistas encarceladas a raíz de la deriva en la que ha caído Cataluña.

En la homilía de la misa de San Narciso –el patrón de la ciudad de Gerona– pronunciada en la basílica de San Feliú, el polémico prelado ha señalado que «como cristianos también podemos pedir que la liberación se ofrezca a los dirigentes políticos y líderes sociales condenados con penas de prisión y de inhabilitación», porque «ser liberado es la experiencia fundamental del amor de Dios».

Para ello, Pardo ha apelado a la «misericordia» ya que esta «no va contra la justicia, sino que la perfecciona, la humaniza, y es la máxima expresión de la sabiduría. Y ahora la misericordia tiene nombres: medidas de libertad, necesidad de diálogo, capacidad de perdón, afianzar la convivencia y buscar soluciones». «Por eso el cristiano es liberado y libera», ha manifestado ante los asistentes entre los que se encontraban la alcaldesa de Gerona, Marta Madrenas, el delegado del Gobierno de Cataluña, Pere Vila, o el presidente de la Diputación de Gerona, Miquel Noguer.

El obispo también ha hecho referencia a algunos «males» de la sociedad de los cuales hay que «liberarse». Entre ellos, el «de no respetar los derechos humanos y buscar la solución de los problemas por medio de la violencia», o el «de menospreciar a los demás y especialmente los que piensan diferente».

Por último, Pardo ha pedido ser honestos con las fronteras que restringen la libertad de expresión. «Ciertamente necesitamos defender la libertad de expresión, pero esta libertad tiene un límite, que es el respeto a la dignidad de la condición personal y a las creencias. Y en algunos momentos lo que se ofrece no son opiniones, sino insultos, burlas, chistes sectarios», ha detallado.

No es la primera vez que el prelado gerundense muestra su afinidad con el independentismo. Durante la homilía de la misa de San Narciso del pasado año, Pardo ya mostró su preocupación por la situación que vivía Cataluña a raíz de la «confrontación constante» derivada de la política.

«Nuestro pueblo, o una gran parte de las personas de Cataluña, vivimos con preocupación la situación política que todos conocemos», señaló entonces, al tiempo que recordó a «los que están privados de libertad o lejos del país debido al llamado proceso».

Después de todo esto, que no es nuevo, ¿sigue sin pensar la Iglesia española hacer nada al respecto?

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído