En 2018 se registraron 57 delitos de odio contra los cristianos

Proliferan cada vez más los ataques a la libertad religiosa en España

Proliferan cada vez más los ataques a la libertad religiosa en España
Imagen del Nazareno de la ermita del Santo Sepulcro de Tauste. EP

Discriminación contra los cristianos y otras religiones. En 2018 se registraron en España 57 delitos de odio contra los cristianos, 29 contra los musulmanes y 8 casos de antisemitismo, según un informe de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Unos datos que acaban de hacer público la Oficina para las Instituciones Democráticas y los Derechos Humanos de la OSCE con motivo de la celebración del Día de la Tolerancia, y de los que ha informado en un comunicado el Observatorio para la Libertad Religiosa (OLRC).

El último ataque, sin ir más lejos, el que se produjo el pasado 14 de noviembre de 2019 en la ermita del Santo Sepulcro del municipio zaragozano de Tauste que amaneció incendiada. El Cristo nazareno, que tanta devoción profesan los taustanos, ha terminado calcinado por un ataque vandálico contra el templo católico.

Desde el Ayuntamiento de Tauste han condenado el ataque a «un símbolo religioso y cultural de nuestro pueblo. No es un simple acto de vandalismo“, han manifestado desde el consistorio.

Para María García, presidenta del OLRC, estos datos demuestran que «los cristianos son discriminados e incluso a veces son atacados físicamente de forma violenta y sus iglesias sufren vandalismo y profanaciones continuamente».

Pero no solo se producen ataques contra los cristianos. El informe destaca que también ataques contra la religión musulmana: un profesor que se mofa del velo islámico, pintadas contra la religión islámica en paredes cerca de mezquitas, y lo que es peor, un niño marroquí fue agredido sexualmente en una escuela.

También se han producido pintadas antisemitas cerca de sinagogas, un memorial del Holocausto fue destrozado por graffitis de esvásticas.

En su informe de delitos de odio, la OLRC subraya continuamente el hecho de que la gran mayoría de los delitos motivados por prejuicios no se denuncian. Muchas víctimas no acuden a la Policía porque dudan de que las autoridades tomen medidas, mientras que otras temen los largos procesos judiciales.

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído